El Corte Inglés demanda al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid por 180 millones

Madrid – El grupo de grandes almacenes El Corte Inglés estaría más que dispuesto a llegar a un posible acuerdo, pero de momento ya ha puesto en funcionamiento toda su artillería legal para reclamar al Ayuntamiento y a la Comunidad de Madrid la friolera cifra de 180 millones de euros. Cantidad que la compañía reclama a ambas entidades públicas en concepto de daños y perjuicios, como consecuencia de la sentencia en firme del Tribunal Supremo por la que se ordena la demolición parcial de sus centros de la calle Serrano, Campo de las Naciones y de Méndez Álvaro.

Según expone la compañía en su demanda, los 25.000 metros cuadrados de uso comercial que el Supremo estima que construyó de más, únicamente se edificaron siguiendo las directrices establecidas por el Plan General de Ordenación Urbanística de Madrid, aprobado en el año 1997. Defendiéndose en sus alegaciones argumentado que solamente se dedicaron a cumplir con la normativa autorizada por los gobiernos de la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid. Considerándose parte perjudicada de tener que proceder a la demolición de esas superficies tal y a como le insta el Tribunal Supremo. Para lo que estima en esos 180 millones de euros la cantidad que destinó entonces para la construcción de las superficies que debería proceder a demoler.

Tanto la compañía como ambas entidades públicas parecerían dispuestas a llegar a un acuerdo. Para lo que, tal y como se encarga de publicar El Confidencial, ya habrían iniciado una ronda de conversaciones a tres bandas. Por lo que, en muestra de buena voluntad, el grupo habría decidido paralizar la demanda a la espera de alcanzar una solución que logre satisfacer a las partes. Un más que probable acuerdo al que podrían llegar fácilmente las tres organizaciones, pero que tendría difícil poder materializarse. Puesto que la persona que denunció entonces las irregularidades en la construcción de los centros, Fernando Guerra López, no estaría dispuesta a que la sentencia del Supremo se quedase sin ejecutar.

Una sentencia en firme desde 2015

El caso en cuestión se remonta al año 2012, cuando Guerra López presentó una demanda ante el Tribunal Supremo de Justicia de Madrid contra la administración pública por permitir el incremento de la edificabilidad de los tres centros a cambio de diferentes cesiones de terrenos y parcelas. Entonces el grupo de grandes almacenes alegó que cumplía la legalidad vigente reflejada en la modificación puntual del Plan general de Ordenación Urbanística de 1997, cuya aprobación habría venido precisamente a regularizar sus presuntas ilegalidades en esta materia.

Después de que el caos recayese en la Sala de lo Contencioso del Tribunal Supremo, el Alto Tribunal falló contra el grupo empresarial indicando que el Ayuntamiento había incumplido la Ley del Suelo de la Comunidad, declarando en consecuencia nulo el exceso de edificación de sus centros de Serrano (6.500 metros cuadrados), Campo de las Naciones (11.300 metros cuadrados) y Méndez Álvaro (7.500 metros cuadrados).

Un año más tarde, en 2016, una persona identificada como Don Plácido instaba judicialmente a la ejecución de una sentencia que desde El Corte Inglés se resisten a cumplimentar, habiendo ya alegado imposibilidad de ejecución y de silencio administrativo. Extremos que el supremo ya ha desestimado, ordenando “al ayuntamiento y a Hipercor la demolición de lo construido”.

Photo Credits: El Corte Inglés.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO