• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • El calzado solicita al Gobierno la suspensión de la “tasa Google” para frenar la amenaza arancelaria de los Estados Unidos

El calzado solicita al Gobierno la suspensión de la “tasa Google” para frenar la amenaza arancelaria de los Estados Unidos

Por Jaime Martinez

9 abr. 2021

Empresas

Madrid – Desde la Federación de industrias del calzado español (FICE) continúan avanzando en su firme determinación de intentar frenar la amenaza arancelaria planteada por los Estados Unidos. Cuyo Gobierno, en manos actualmente de la administración Biden, ha planteado una subida arancelaria del +25 por ciento —por el momento en fase de valoración— sobre las importaciones de distintos productos nacionales, entre ellos el calzado, a modo de contramedida frente a la imposición del Impuesto sobre determinados servicios digitales, la denominada como “tasa Google”, por parte del Gobierno español. Un enfrentamiento entre los poderes ejecutivos de ambos países del que el sector del calzado español se entiende como una víctima colateral, y razón esta que le lleva a ahora a solicitar al Gobierno la suspensión de la aplicación del nuevo impuesto sobre servicios digitales.

Con este pretendido objetivo se reunían en el día ayer, jueves 8 de abril de 2021, los representantes de Fice con el equipo de trabajo de la Dirección General de política comercial de la Secretaría de Estado de Comercio y con su director, Juan Francisco Martínez García. A quienes se encargaban de trasladar la enorme preocupación que se vive en el sector del calzado después de la medida anunciada por parte de los Estados Unidos. Una propuesta que ya ha conducido, aseguran desde Fice y en línea con lo ya adelantado a FashionUnited desde la Asociación española de empresas de componentes para el calzado AEC, a que distintas firmas y compañías estadounidenses hayan comenzado a retrasar, o hasta incluso cancelar, los pedidos que tenían programados realizar a las distintas compañías de calzado españolas.

“Los efectos están siendo inmediatos”, nos explica Marián Cano, presidenta de Fice y de Avecal, Asociación valenciana de empresarios del calzado, a través de un comunicado; como bien dejaría patente el que “ya se están cancelando y poniéndose en cuarentena pedidos con entregas para agosto y septiembre”. “Y si finalmente entran en vigor estas subidas arancelarias”, añade, “el perjuicio para la industria del calzado en términos de caída de negocio y de empleo sería irreparable”.

Suspensión de la aplicación del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales

Ante el riesgo que esta amenaza arancelaria acarrearía para toda la industria del calzado, bajo cuyo paraguas se encuentran no ya solamente las empresas dedicadas a su fabricación, sino también todas aquellas que forman parte de su cadena de valor, los representantes de Fice solicitan al Ejecutivo español que suspenda el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales. Una medida a la que entienden que el Gobierno debería acceder, como mínimo durante el periodo en el que se mantengan en activo las negociaciones en el seno de la OCDE dirigidas a alcanzar un acuerdo sobre esta misma materia.

“Como contramedida por la aprobación por parte de España del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales”, apuntan desde Fice, los Estados Unidos han presentado “una propuesta de subida de aranceles a determinados productos españoles, entre los que se encuentran quince códigos arancelarios de calzado”. En la actualidad, “Estados Unidos es el primer destino de nuestras exportaciones extracomunitarias”, con un volumen que, solamente durante el pasado año de 2020, alcanzó a reunir “el 7 por ciento de las exportaciones de calzado español”. Una cifra que representa unos “151,6 millones de euros y 3,5 millones de pares” de zapatos.

Es así, ante “la enorme preocupación generada en el sector” tras el anuncio de esa pretendida subida de aranceles, que “la Federación solicita al Gobierno una suspensión del Impuesto sobre suspensión del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales mientras se sigue negociando multilateralmente, en el marco de la OCDE, un acuerdo conjunto sobre la fiscalidad en los servicios digitales”. Asimismo durante la reunión “también se ha propuesto realizar una declaración conjunta de España y de Estados Unidos sobre la apertura de las negociaciones y el compromiso de no tomar medidas unilaterales mientras éstas se mantengan”, pues desde Fice entienden que la medida “sería muy favorable para apaciguar la gran incertidumbre planteada y el efecto más inmediato”. “El sector calzado no puede ser víctima de una guerra comercial”, apostillan de manera tajante desde la Federación, siendo su objetivo a toda costa el evitar el que se sigan generando y ocasionando daños contra las compañías españolas vinculadas a la industria del calzado, desde donde deben de continuar haciendo frente a las terribles incertidumbres y a las pérdidas económicas que ha terminado por ocasionar esta actual pandemia por coronavirus.

Photo Credits: Asociación valenciana de empresarios del calzado Avecal.