Dolores Promesas tiene un objetivo para 2018: 9.85 millones de euros de facturación

La marca española quiere llevar a cabo un proceso de renovación global en el que adaptará la estrategia de producto para incrementar un 20 por ciento sus ventas.

Producto adaptado a la demanda

Uno de los cambios más importantes realizado en el marco de su posicionamiento ha sido el nombramiento de Miryam Pintado, cofundadora de la marca, como nueva Directora de Producto de Dolores Promesas. Hasta ahora, la ejecutiva se encargaba del área creativa junto a Alicia Hernández, que se mantiene al frente del departamento en solitario. Esta área es quizás el que más ha cambiado estos últimos años y supone uno de los procesos más largos y complejos a los que se enfrenta la compañía. Las colecciones estarán más estructuradas, habrá más básicos que ayuden a completar y comunicar el resto de colecciones. Otro cambio importante tiene que ver con la bajada de precios en una parte de la colección para poder atraer al público millenial y conseguir que la actual fan compre más.

Dos comités con un mismo fin: vender más

Para supervisar estos cambios, se han creado dos comités: El estratégico que estará formado por los tres socios y fundadores de la marca: Alicia Hernández, Miryam Pintado y Javier Lapeña, cuyo principal objetivo es el de asegurar el posicionamiento deseado de la marca a medio y largo plazo, los valores, la misión y la visión, con una clara vocación de crecimiento: Por otra parte, el comité ejecutivo tendrá como objetivo asegurar mediante sus equipos, que las tácticas y las acciones que se llevan a cabo estén encaminadas a conseguir las estrategias de crecimiento. Estará compuesto por Javier Mascaraque, Director de Administración, Marta Ferreiro, responsable de Retail, Lola Vaquero, responsable de Comunicación y Marketing y Beatriz Lapeña, responsable de Logística.

Javier Lapeña, Director General de la marca, asegura que la coyuntura económica e crecimiento es perfecta para iniciar este proceso que está siendo muy importante para toda la compañía. Para este 2018 tiene como objetivo incrementar en un 20 por ciento las ventas, con previsión de llegar a los 9.85 millones de euros de facturación.

Crecimiento sostenido con nueva imagen

En lo que va de año, el grupo ha abierto dos nuevos corners en Marbella (Málaga) y Gijón (Asturias) de la mano de El Corte Inglés, donde suma un total de nueva puntos de venta y está previsto dos nuevas aperturas en la próxima temporada de otoño-invierno. El primer establecimiento en el que la empresa implementará su nueva imagen será el del centro comercial Moraleja Green de Alcobendas (Madrid) en el que próximamente reabrirá sus puertas.

Si quieres conocer más detalles sobre el proceso de renovación de Dolores Promesas, pincha aquí

Photo Credits: Dolores Promesas web