• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • De Inditex a Tendam y Mango: las grandes de la moda se arman frente al coronavirus

De Inditex a Tendam y Mango: las grandes de la moda se arman frente al coronavirus

Por Jaime Martinez

17 feb. 2020

Empresas

Madrid – Siguiendo las advertencias que hace solamente unos días lanzase el gigante de la distribución online, el grupo chino Alibaba, las principales multinacionales textiles se preparan ante el temor de que el reciente brote de coronavirus termine por paralizar todo el entramado industrial chino. Y es que mientras por un lado las principales voces del sector siguen haciendo un firme llamamiento a la cautela, señalando que el riesgo de un desabastecimiento para empresas y tiendas todavía es lejano, por otro las compañías y multinacionales empiezan a realizar sus primeros movimientos con el firme propósito de asegurar sus producciones. Cuya fabricación estarían desviando hacia fábricas de otras regiones de países menos expuestos a la enfermedad, como Panamá, Túnez o Marruecos. Al tiempo que avanzan en la búsqueda de nuevos proveedores textiles en zonas igualmente con menor previsión de verse afectadas por el conocido como coronavirus de Wuhan.

Entre estas multinacionales estarían no sino otras como algunas de las principales empresas españolas como Inditex, Mango, Tendam y Desigual. Que según diferentes informaciones, entre ellas las desveladas por el medio financiero Economía Digital, ya se encontrarían en la búsqueda de nuevos proveedores textiles, todo ello después de verse afectadas por el cierre de varias fábricas en el gigante asiático.

Posibles pérdidas de un 2,8 por ciento para Inditex por causa del coronavirus

Siguiendo en su tónica habitual basada en una falta de transparencia que palidece frente a las acciones de los otros principales grupos multinacionales, especialmente de los estadounidenses o de competidoras como H&M, desde Inditex todavía no han hecho referencia expresa ni emitido comunicado alguno en referencia a los posibles problemas que el coronavirus pueda terminar ocasionando tanto al balance económico de la multinacional, como a su modelo productivo.

Una realidad que se da por hecho que sucederá, como consecuencia de la alta exposición del grupo español en el mercado chino. Un país en el que mantiene, a día de hoy, una red operativa de 577 tiendas, así como vínculos con 425 proveedores y 1.866 fábricas. A lo que habría que sumar las cantidades de materia prima con origen en China que tendrían como destino a las otras fábricas que la compañía mantiene en países como Turquía (1.459 fábricas) o Portugal (1.344 fábricas), y cuyo suministros podrán verse afectados igualmente de prolongarse el brote de coronavirus. Incidencias que según estima Credit Suisse podrían recortar en un 2,8 por ciento los ingresos del grupo, consecuencia de cerca del 8 por ciento de sus ventas totales que viene a representar China para la multinacional.

Estos factores ya están haciendo que el valor en bolsa de la cotizada se encuentre en tendencia bajista, acumulando unas pérdidas cercanas a un 2 por ciento desde el pasado martes 11 de febrero. Una caída que igualmente han reflejado, en diferente medida, otras importantes multinacionales textiles como H&M. Cuyas ventas en las regiones de China y Hong Kong, según las mismas fuentes consultadas por Bloomberg, se estiman en un 6 por ciento de sus cifras totales. Lo que haría que su balance se pudiera ver afectado en un 1 por ciento durante el primer y el segundo trimestre del año, consecuencia de una exposición que parece no preocupar demasiado a los mercados. Que por otro lado sí decidían castigar —brevemente— a la compañía tras la retirada de las ayudas de la UE a la producción textil de Camboya.

Mango, Tendam o Desigual, entre las afectadas

Otra de las principales compañías de la moda españolas, Mango, aseguraba por su parte estar analizando la situación en China y los planes productivos para las próximas semanas de sus proveedores para terminar de armar su respuesta frente al brote que sacude al país asiático. Donde cuenta con cerca de 327 proveedores, y al que sigue mantenido como principal centro de su actividad. Del mismo modo, la compañía ya estudia, según desvelaba al mismo medio financiero Guillermo Corominas, director de Relaciones Institucionales de Mango, recurrir al uso del transporte aéreo de mercancías en lugar de por barco. Medida con la que el grupo textil intentaría contrarrestar los posibles retrasos en la fabricación ocasionados por el brote de coronavirus, al tiempo que aseguran que ya se analiza el traslado de parte de la producción a zonas no afectadas por la enfermedad. Previsiblemente a sus centros productivos de Turquía y Marruecos.

Entre las demás compañías que también se verán afectadas de prolongarse, como es previsible, el brote, estará presumiblemente Tendam, matriz de marcas como Cortefiel, Women’secret, Springfield y Pedro del Hierro. Que cuenta, según las mismas fuentes, con cerca del 36 por ciento de sus proveedores en China. Del mismo modo, también lo será la española Desigual. Cuyo presidente, Thomas Meyer, reconocía la pasada semana el “impacto económico” que el coronavirus tendrá para el balance económico de la compañía, barajando al igual que Mango las opciones de recurrir al transporte aéreo al tiempo que ya se plantea el llevar parte de la producción a otros países como Marruecos y Turquía.

El coronavirus, un problema global

El anuncio de estas medidas se ha producido al mismo tiempo que las principales compañías textiles multinacionales han comenzado a reconocer los problemas que el brote de coronavirus está ocasionando a sus balances y a sus cifras de venta. Así, si la pasada semana era Alibaba la que alertaba sobre los problemas de desabastecimiento que podría terminar ocasionando el brote, su advertencia venía a sumarse a los cierres en China de las tiendas de multinacionales como Adidas o Nike, a las alertas de previsibles pérdidas considerables por parte de Moncler, Tapestry o Burberry, y a las acuciadas bajadas en bolsa de grupos como LVMH.

Todo ello consecuencia de un problema que ya amenaza a todas las compañías textiles, no ya únicamente con presencia en China, sino a cualquiera que necesite de algún producto realizado con materia prima procedente del país asiático. Principal exportador mundial de cantinas ingentes de materia destinada, no ya solamente a la fabricación textil, sino también de otras industrias como la tecnológica o de sectores como el del motor.

Photo Credits: Inditex, fotografía de archivo.