Crocea Mors compra Marypaz

Madrid- La familia Aguaded vuelve a tomar el control de Marypaz. Todo ello después de que ayer el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Sevilla autorizase la venta de la cadena de zapaterías a Crocea Mors. La empresa madrileña dirigida por el directivo Álvaro Pellón, tras cuya oferta para la adquisición de Marypaz —presentada hace apenas 15 días— no estarían sino Juan y Carlos Aguaded, expresidente y actual director ejecutivo respectivamente de la empresa.

Con la formalización de la venta, que se habría realizado pocas horas después de la resolución judicial, Crocea Mors pasa a adquirir la marca, la plataforma logística de la empresa, 2/3 de la compañía y algo más del 80 por ciento de su plantilla. Cifras que se traducen en que continuarán operativas 125 de las 192 tiendas con las que contaba la empresa, al tiempo que lograrán mantenerse 700 de los 850 trabajadores con los que actualmente cuenta la compañía. Cuya sede continuará ubicada en la misma ciudad de Sevilla en la que fue fundada por los Aguaded hace 47 años, y con sus miembros al frente de la gestión diaria de Marypaz.

“Esta operación significa una nueva oportunidad para la marca y el negocio de Marypaz”, se encargaba de señalar la nueva dirección a través de un comunicado remitido a esta mismo medio. Declaraciones en las que indica que trabajará sobre dos claros objetivos, “la consolidación de su red de tiendas y la continuación con el ritmo de crecimiento en ventas que se consiguió alcanzar durante el último año”.

“La adquisición de la unidad productiva de Marypaz va a exigir un importante esfuerzo inversor a Crocea Mors”, prosigue el comunicado. “No sólo para hacer frente a un elevado pasivo laboral en el que se subroga, sino también para afrontar las cargas sociales y las compras necesarias para mantener la actividad de la compañía”. Empresa para la que se abre “una nueva etapa” en la que “seguirá trabajando en el diseño de zapatos adaptados a las tendencias de las pasarelas internacionales”, para que “puedan tener cabida en los armarios de toda mujer que lo desee”.

Desde Crocea Mors también han aprovechado estas declaraciones para agradecer la colaboración de PWC como administradores concursales y al despacho de abogados BBC, así como resaltar “la eficacia y la celeridad” en el proceso dirigido por el Juzgado Mercantil número 2 de Sevilla. Algo que ha permitido “evitar el deterioro de la marca y del negocio”, y “salvar un elevadísimo número de puestos de trabajo”.

La salida de Black Toro Capital

Hasta ahora Marypaz estaba controlada en un 95 por ciento por Indushoes SLU, propiedad de Free Flying System, matriz a su vez del fondo de inversiones catalán Black Toro Capital (BTC); mientras que el 5 por ciento restante de la empresa permanecía en manos de la familia Aguaded.

Black Toro Capital entró en el capital social de Marypaz en 2016, tras abonar 30 millones de euros para salvar la compañía de un primer concurso de acreedores. Situación a la que el propio BTC volvía a llevar a la empresa a finales del pasado mes de octubre, después de no lograr vender su participación de la empresa al fondo de inversiones australiano Macquarie. Principal protagonista de una última ronda de negociaciones con inversores internacionales, y que distintos medios se precipitaron a calificar como “definitivas”, pero que sin embargo no llegaron a fructificar y desembocaron en la solicitud de concurso de acreedores. Después de que Indushoes mostrase la necesidad de una inyección de 15 millones de euros para continuar con la viabilidad de la empresa, y BTC se negase a inyectar más capital.

Ninguno de los acreedores de la empresa se ha opuesto a la oferta de compra presentada por Crocea Mors. Que tal y como se encarga de publicar el medio ABCdeSevilla, fue la única presentada en el Juzgado de lo Mercantil. Una oferta que sin embargo no incluye abonar la deuda acumulada por la compañía, en su mayor parte contraída con BTC y con su matriz Free Flying System. Pero con la que se da por finalizado el concurso de acreedores, evitando así que Marypaz entre en fase de liquidación y se pierda todo el capital humano y la estructura empresarial de la empresa. Algo que sin embargo BTC no ha conseguido con su otra gran apuesta en el mundo de la moda: Amichi. Que ya se encuentra en fase de liquidación.

Photo Credits: Marypaz, página oficial de Facebook.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO