• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • China estrecha el cerco sobre sus tecnológicas con multas por irregularidades en los precios de venta

Empresas

China estrecha el cerco sobre sus tecnológicas con multas por irregularidades en los precios de venta

Por Jaime Martinez

4 ene. 2021

Madrid – En lo que no deja de ser un nuevo aviso del férreo control con el que desde el Gobierno de Pekín han decidido regular las prácticas de las grandes compañías tecnológicas del país, la Agencia Reguladora del Mercado chino (SAMR) terminaba este pasado mes de diciembre de 2020 anunciando la imposición de una serie de nuevas sanciones contra las tres mayores plataformas de comercio online del país, JD, Tmall de Alibaba y Vipshop, compañía participada por la tecnológica Tencent. Unas multas que se decidía a imponer como respuesta a las irregularidades observadas en los precios y las prácticas de venta de estos portales de comercio online.

Las multas, de carácter nominativo, ascienden a la cifra de los 500.000 yuanes, siendo esta la cuantía máxima que contemplan las sanciones por fraude en el terreno de las telecomunicaciones dentro de la legislación china. Unos 63.129 euros que deberán abonar cada una de las compañías, cifra más que asequible para cualquiera de estas empresas de balances multimillonarios, pero que no deja de ser una última advertencia de las entidades regulatorias del país hacia las compañías tecnológicas y las operadoras de internet chinas. Un sector sobre el que desde el Gobierno de Pekín han venido estrechando su cerco a lo largo de los últimos meses, con medidas como el nuevo reglamento de prácticas antimonopolio que daba a conocer a comienzos del pasado mes de noviembre. Una nueva regulación que pillaba con el paso cambiado a las grandes tecnológicas del país, y que decretaban desde el Gobierno de Pekín por sorpresa una semana después de que las autoridades reguladoras chinas forzasen la paralización de la salida a los mercados de Ant Group, la filial financiera asociada a Alibaba propiedad del multimillonario chino Jack Ma, fundador del Grupo Alibaba.

Irregularidades en los precios de los artículos en oferta y aplicación de prácticas fraudulentas y de estafa

Desde la Agencia Reguladora del Mercado chino (SAMR) defendían la imposición de las nuevas sanciones, según las informaciones recogidas por la agencia de noticias Reuters y por medios como The Wall Street Journal, tras haber recibido las quejas de un gran número de consumidores que alertaban sobre la mala práctica observada en los precios de venta de una amplia variedad de productos en estas plataformas.

De manera concreta, en sus acusaciones los consumidores denunciaban a las plataformas de haber subido los precios de los productos antes de ofrecer grandes descuentos sobre los mismos durante la jornada especial de ofertas del pasado mes de noviembre, popularmente conocida como el “Single Day”, o Día del Soltero. Un festival consumista, similar al Black Friday, que tiene lugar cada 11 del 11, durante el que, según los denunciantes y el propio regulador, las plataformas sancionadas participaron alterando unos precios con los que hacían creer a los consumidores que estaban beneficiándose de unas ofertas mejores de lo que realmente eran. Unas prácticas fraudulentas a las que desde la SAMR sumaban la acusación de publicitar ofertas y promociones falsas, como resultado de la aplicación de la técnica de estafa comercial conocida como “Bait-and-switch”. Método que consiste en atraer a los consumidores con ofertas de productos altamente atractivos a unos precios irresistibles, para una vez que estos acceden al punto de venta, en este caso virtual, descubrir que las mismas ofertas no existen o ya no están disponibles, para desde ahí ser reconducidos hacia otros artículos considerados como superiores y de mejores prestaciones, con unos precios claro está sensiblemente más elevados a los de la oferta original.

Mayores controles sobre sus grandes compañías de internet

La imposición de las nuevas sanciones contra estas grandes plataformas del comercio online chino se produce como consecuencia de la intensificación de los controles que las entidades reguladoras chinas han decidido implementar sobre las grandes compañías tecnológicas y de internet del país. Unas multas que se suman a los 500.000 yuanes que, en concepto de sanción, la misma SAMR imponía a comienzos de mes contra Alibaba, China Literature y Shenzhen Hive Box por no aplicar de manera correcta la nueva normativa antimonopolio. Y todo ello a la espera de las consecuencias que pueda terminar dejando tras de sí la investigación por prácticas de monopolio que los mismos reguladores acaban de abrir contra el gigante Alibaba, y que podría llevar incluso a la disgregación del Grupo en compañías independientes de menor tamaño.

Una vez conocidas las sanciones, desde Alibaba y JD descartaron realizar cualquier declaración de respuesta, mientras que desde Vipshop, participada por Tencent al igual que China Literature, aseguraban a Reuters que abordarían el trasfondo de la sanción de manera integral avanzando en la estandarización de sus operaciones comerciales.

Photo Credits: Alibaba, fotografía de archivo.