Brooks Brothers se declara en quiebra a la espera de una “guerra de pujas”

Madrid – Escasamente unas horas después de que desde FashionUnited apuntásemos a la inmediatez de la noticia, la histórica firma de moda estadounidense Brooks Brothers terminaba declarándose en quiebra tras acogerse al denominado “Chapter 11” (Capítulo 11) de la Ley de Quiebras de los Estados Unidos. El apartado que, recordamos una vez más desde este medio, permite a las compañías norteamericanas poder reorganizar su deuda financiera bajo reguladas garantías legales, y que hay que distinguir del conocido “Chapter 7”; capítulo que por su parte se encarga de reglar los procesos de liquidación.

La encargada de confirmar la noticia no ha sido otra que la propia Brooks Brothers, desde donde emitían un comunicado a través de sus canales oficiales en las distintas redes sociales. En la misiva, dirigida a sus clientes, la compañía aprovecha para explicar las urgentes circunstancias que han terminado empujándola a la quiebra y a solicitar la ejecución del “Chapter 11”, a la vez que confirma que aprovechará este tiempo de descuento para buscar un nuevo propietario que sustituya al empresario italiano Claudio Del Vecchio al frente de la compañía.

“Durante más de 200 años, Brooks Brothers se ha mantenido sólida frente al panorama en constante evolución del mundo de la moda, fluctuaciones en las perspectivas económicas, diferentes propietarios e incluso guerras mundiales”, comienza apuntando la historia firma de moda en su comunicado, para a continuación señalar que “hoy es solo el comienzo de nuestro próximo capítulo”. “Como puede haber visto”, continúa el comunicado, “anunciamos un proceso de venta con el fin de encontrar un nuevo potencial propietario que cree en nuestra misión y en nuestros valores y que comparta nuestra ambición”. Siendo por ello que “para facilitar llevar a cabo una venta exitosa de la empresa, también estamos solicitando la protección que nos brinda el Capítulo 11 con el fin de poder manejar las consecuencias devenidas del que ha sido un periodo increíblemente desafiante para todas las industrias, especialmente para la del retail, provocado a cuenta de esta pandemia por Covid-19”.

La solicitud de la declaración del Capítulo 11 responde, según la propia Brooks Brothers, a una “estrategia que tiene como objetivo preservar la original misión de nuestra marca desde 1818: servir a los clientes a través de la innovación, excelente calidad, un servicio personal y excepcionales valores”. Así pues, tras esta declaración de quiebra y mientras aguardan la llegada de ese potencial comprador, la firma aprovecha para remarcar que “nuestra capacidad para brindar un excelente servicio al cliente online y en nuestras tiendas no se verá interrumpida”. “No habrá cambios en las tarjetas regalo, en las tarjetas de crédito Brooks Brothers o en los puntos de compra Brooks Rewards points”, encontrándose igualmente volcada la compañía en llevar a cabo la “reapertura de la mayoría de nuestras tiendas físicas que se cerraron como consecuencia del Covid-19”.

Guerra de pujas para hacerse con la empresa

A través de la solicitud de declaración del Capítulo 11, que Brooks Brothers ha presentado frente al Tribunal de Quiebras de los Estados Unidos del Distrito de Delaware, la compañía ha planteado la posibilidad de acceder a una línea de financiación DIP (debtor-in-possession) por valor de 75 millones de dólares facilitada por WHP Global, compañía precisamente que se encuentra entre la larga lista de aspirantes “no confirmados” a hacerse con el control de la empresa. Esta línea de financiación, sujeta a la aprobación del tribunal, vendría a sumarse al actual capital con el que cuenta la compañía, proporcionándole la liquidez necesaria para continuar operando y haciendo frente a sus gastos operativos durante el tiempo que dure su proceso de venta. Operación que espera poder completar a lo largo de los próximos meses al mismo tiempo que continúa operando a plena normalidad.

Entre los detalles que regirán dicho proceso de venta, la compañía ya ha confirmado mediante un comunicado que planteará una subasta competitiva en la que las partes interesadas podrán presentar sus ofertas Qualified Bids, que no son sino aquellas ofertas presentadas en la subasta para comprar los activos de una empresa de conformidad con la Orden de procedimientos de licitación. Una “guerra de pujas” cuyos detalles en cuanto a plazos y demás pormenores se desvelarán a lo largo de los próximos días, y de la que se espere que participen, como ya veníamos anunciando desde FashionUnited, importantes grupos empresariales como Solitaire Partners, Marquee Brands, Semental Brands, Authentic Brands, Brookfield Property Partners, Simon Property Group y la misma WHP Global que está dispuesta a facilitar esa línea de financiación de 75 millones de dólares.

“Nuestra prioridad es comenzar este importante capítulo con un nuevo propietario que sienta aprecio por el legado de Brooks Brothers, que tenga una visión sobre su futuro, y que se alinee con nuestra cultura y nuestros valores”, explica el propio Claudio Del Vecchio. “Antes de la llegada del Covid-19, ya estábamos evaluando diferentes opciones estratégicas encaminadas a mejorar la posición de la compañía frente a un entorno minorista en rápida transformación, barajando entre ellas la posible venta de la empresa”. “Los vientos en contra dentro de la industria únicamente se han intensificado por la pandemia”, siendo el “procurarnos la protección para facilitar una buena venta del negocio el mejor paso que podemos dar para que la compañía logre sus objetivos, por encima de cualquier otra alternativa”.

Cierre de 51 tiendas a la espera del nuevo propietario

De cara a poder enfrentar este próximo periodo en el que se logre culminar el proceso de venta de la compañía, desde Brooks Brothers adelantan que, como parte de su actividad habitual, la compañía continuará llevando a cabo la reapertura de todos aquellos establecimientos que tuvieron que cerrar sus puertas temporalmente como consecuencia del Covid-19. Una “desescalada” que está siguiendo conforme a las recomendaciones planteadas por parte de las distintas autoridades sanitarias, tanto locales como estatales y nacionales.

Del mismo modo, la compañía también ha confirmado que llevará a cabo el cierre que, como consecuencia de esta pandemia por coronavirus, planteó antes de la solicitud de aplicación del Capítulo 11 sobre aproximadamente 51 de sus tiendas en Estados Unidos. Establecimientos todos ellos que ya han o están en pleno proceso de cerrar sus puertas.

Fundada en Nueva York en 1818, Brooks Brothers fue la primera marca estadounidense en ofrecer moda ready-to-wear, labor que ha venido desempeñando ininterrumpidamente desde entonces, incorporando de manera pionera icónicos productos y tejidos como el seersucker, el madras, el patrón argyle, las camisas “non-iron” y el original polo de cuello abotonado. 202 años de historia que la han llevado a convertirse en toda una institución histórica dentro de la industria del textil y de la moda, así como a contar, a día de hoy, con una importante red comercial compuesta por 200 tiendas en Norteamérica y otras 500 repartidas a través de 45 países de todo el mundo.

Photo Credits: Brooks Brothers, página oficial de Facebook.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO