• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Amazon entra en pérdidas

Amazon entra en pérdidas

Por Jaime Martinez

29 abr 2022

Empresas

Photo Credits: Amazon.

La multinacional estadounidense del e-commerce Amazon, compañía líder y una de las máximas instigadoras de la práctica de las compras online, ofrecía a primera hora de la tarde de ayer, hora de Seattle, una última actualización financiera en relación a sus resultados del primer trimestre de su actual ejercicio fiscal de 2022. Periodo finalizado el pasado 31 de marzo, durante el cuál, a pesar de seguir consolidándose como líder indiscutible del sector con un nuevo incremento de su facturación, la compañía fundada por Jeff Bezos terminó cayendo en números rojos, debido a efectos relacionados no ya a su comportamiento como plataforma y al de los diferentes servicios que ofrece desde su ecosistema corporativo, sino derivados de su exposición al fabricante estadounidense de vehículos eléctricos Rivian.

Poniendo en valor esta serie de premisas, Amazon ha cerrado el primer trimestre de su nuevo ejercicio fiscal de 2022 con una facturación total por valor de 116.444 millones de dólares, suma de los 56.455 millones de dólares que llegó a generar a través de la venta de productos, y de los 59.989 millones de dólares que recogió a través de la venta de otros servicios, área de negocio que pasa a destacarse como la de mayor importancia por volumen de facturación de la multinacional. Siendo en su conjunto y en suma un valor que se presenta un +7,3 por ciento por encima de las ventas de hasta 108.518 millones de dólares que Amazon llegaba a generar durante el mismo trimestre del pasado 2021.

Pérdidas netas por valor de -3.844 millones de dólares

A pesar de este considerable aumento de sus ingresos, que ha llegado acompañado de ese relevo entre sus áreas comerciales y de servicios, convertida ya esta en la nueva principal área de negocio de la multinacional, Amazon veía como su buen ritmo de crecimiento terminaba ensombrecido por su capítulo de beneficios. Partida sobre la que ha terminado reflejando unas pérdidas netas por valor de -3.844 millones de dólares, frente al beneficio neto de hasta 8.107 millones de dólares que llegaba a recoger al cierre del mismo primer trimestre de hace ahora justamente un año.

“La pandemia y la subsiguiente guerra en Ucrania han traído unos inusuales crecimiento y desafíos”, entraba a valorar Andy Jassy, director ejecutivo de Amazon, a través de unas declaraciones hechas públicas por la propia multinacional norteamericana del e-commerce. “Con AWS”, la suma de los servicios en la nube que conforman las estructuras de Amazon Web Services, “creciendo un +34 por ciento anual en los últimos dos años, y un +37 por ciento respecto al año anterior en el primer trimestre, AWS ha sido fundamentar para ayudar a las empresas a superar la pandemia y a mover a la nube más carga de trabajo”. Mientras que “nuestro negocio de Consumo ha crecido un +23 por ciento anual durante los últimos dos años, con un crecimiento extraordinario en 2020 del +39 por ciento respecto al año anterior, que necesitó de duplicar el tamaño de la red que habíamos construido durante los 25 primeros años de Amazon, y hacerlo en tan solo 24 meses”.

Unos extraordinarios antecedentes y un buen comportamiento el de la compañía, que, como anunciábamos, no impidieron el que Amazon se viera finalmente arrastrada a terreno negativo, como consecuencia de la caída de la valoración en 7.600 millones de dólares de las acciones con las que cuenta de Rivian. Compañía de vehículos eléctricos de cuyo capital participa Amazon de manera significativa desde 2019, y cuyas acciones llevan acumulada una caída de valor del -68 por ciento durante los últimos 12 meses.

Previsiones para el segundo trimestre

Tras la publicación y el análisis de sus resultados financieros de este primer trimestre del año, desde Amazon han ofrecido una última previsión sobre las estimaciones que manejan de cara al segundo trimestre del año. Una hoja de ruta sobre las expectativas que manejan para a partir de este ya pasado 28 de abril, en la que contemplan para el segundo trimestre unas ventas que lleguen a crecer entre un +3 y un +7 por ciento con respecto al mismo periodo de 2021, hasta los 116 o 121 mil millones de dólares. Esperando como resultado un beneficio neto que termine situándose entre unas pérdidas de unos -1.000 millones de dólares y un beneficio de hasta unos 3.000 millones, en comparación con el beneficio neto de 7.700 millones de dólares que Amazon llegaba a recoger al cierre del segundo trimestre de 2021.

“Dado que hoy ya no buscamos capacidad física o de personal” tras ese crecimiento de su red llevada a cabo a lo largo de estos últimos años, al abrazo del crecimiento de unas ventas que se han seguido disparando a la sombra de esta pandemia por coronavirus, “nuestros equipos están totalmente enfocados a tratar de mejorar la productividad y la rentabilidad de toda nuestra red comercial”, añadía Jassy. “Sabemos cómo hacer esto y lo hemos hecho antes”, subraya el principal ejecutivo de Amazon. “Esto puede llevar algo de tiempo”, advierte, “especialmente a medida que trabajamos sobre un entorno inflacionista y de presiones sobre la cadena de suministros, pero vemos un progreso alentador en una serie de dimensiones de la experiencia del cliente, incluyendo un mejor rendimiento de los tiempos de entrega sobre los que nos aproximamos a unos niveles no vistos desde los meses inmediatamete anteriores a la pandemia, a principios de 2020”.

También te puede interesar:
AMAZON
E-COMMERCE
MARKETPLACE
primer trimestre
resultados financieros