• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Adolfo Domínguez acelera su transformación tras ver caer sus cuentas un -42,6 por ciento

Empresas

Photo Credits: Adolfo Domínguez.

Adolfo Domínguez acelera su transformación tras ver caer sus cuentas un -42,6 por ciento

Por Jaime Martinez

29 abr. 2021

Madrid – El Grupo español Adolfo Domínguez daba a conocer en el día de ayer sus cuentas relativas a su último ejercicio fiscal de 2020. Periodo comprendido entre los meses de marzo de 2020 y febrero de 2021 que ha venido profundamente marcado por los efectos de esta pandemia por coronavirus, durante el cual la multinacional ha registrado un caída de ventas del -42,6 por ciento, hasta los 66 millones de euros, respecto del ejercicio anterior. Una bajada en la facturación que se terminaba reflejando en unas pérdidas operativas (Ebitda) de -6,8 millones de euros y unas pérdidas netas por valor de -19,3 millones de euros, frente a los +11,3 millones y las pérdidas de -8,3 millones de euros con las que cerraba, respectivamente, su ejercicio anterior.

Como único aspecto positivo que se puede destacar que ha dejado esta pandemia por coronavirus sobre las cuentas de la multinacional, estaría el buen desempeño que desde Adolfo Domínguez han experimentado en el canal online. “Única división que represente incrementeo”, subrayan desde la multinacional española, en relación a una vía en la que han experimentado un crecimiento del +25,1 por ciento y que representa ya el 20,7 por ciento de la facturación del Grupo.

“El comercio online es vital”, destacaba hace apenas una semana Antonio Puente, director general de Adolfo Domínguez, durante la 7 edición del Investors Day de XTB. “En nueves meses”, desde marzo a noviembre de 2020, “hemos crecido cerca de un 30 por ciento”, destacaba entonces. “El crecimiento del online no está solo en las ventas”, detallaba entonces, “sino en atraer nuevos clientes, a consumidores que no estaban en la venta online y que se han sumado”. Con ese objetivo, “las marcas hemos puesto todo lo posible de nuestra parte para ponérselo fácil”. Añadiendo al mismo tiempo que “el impacto no se reduce solo a un aumento de tráfico en la plataforma, sino que también es innovar y buscar nuevas vías y formas de relacionarnos con el cliente”, tal y como la compañía ha buscado de manera activa mediante nuevas iniciativas como ADN, el nuevo y exclusivo servicio virtual de “personal shoppers” que lanzaba a finales del pasado mes de junio de 2020.

Caídas generalizadas en todos los mercados

Más allá del buen sabor de boca que han logrado recoger en el terreno de lo online, el principal reto de la compañía durante todo este último ejercicio ha estado, como era de esperar, en el canal físico. Un medio sobre el que el 60 por ciento de los 342 establecimientos con los que cuenta la marca en 17 países ha debido de hacer frente a algún tipo de restricción, ya durante la segunda ola de la pandemia, entre los meses de diciembre de 2020 a febrero de 2021.

Como consecuencia de dichas restricciones, tanto de horario como de apertura, sumadas a las que en el mismo sentido la red comercial de la multinacional ha debido de hacer frente a lo largo de todo el ejercicio, las caídas de ventas han sido generalizadas en todos los mercados en los que se encuentra presente la compañía. Habiendo mostrado un mejor comportamiento en Japón, donde la filial del Grupo ha registrado una caída en ventas del -34,6 por ciento, seguido de Europa, con España como principal mercado y una caída del -38,2 por ciento, y México. País en el que el Grupo ya recoge cerca del 16 por ciento de toda su facturación, lo que hacen de él su principal mercado fuera de España, y en el que las ventas de la compañía experimentaron una caída de un -48,8 por ciento al cierre del ejercicio.

Acelerando hacia el crecimiento y la rentabilidad

En respuesta a esta caída de las ventas y de la rentabilidad del Grupo, desde la dirección de Adolfo Domínguez han acordado acelerar su proceso de transformación con el objetivo de volver a la senda del crecimiento para este mismo ejercicio anual de 2021-2022 en el que se encuentra ya inmerso la compañía. Un plan que sustentarán sobre la optimización de su red comercial, tanto física como online, y sobre un decidida apuesta por su transformación digital.

En cuanto a lo primero, desde este mismo pasado mes de marzo de 2021 la compañía ha acelerado la expansión de su e-commerce, llevándola hasta Japón y dejándola en estos momentos ya como accesible desde un total de 27 países de todo el mundo. Un crecimiento de su visibilidad online que la compañía está llevando a cabo al mismo tiempo que optimiza su red comercial física, sobre la que ha planteado un total de 14 nuevas aperturas para estos últimos meses, 6 de las cuales se llevarán a cabo ya una vez cerrado este último ejercicio de 2020, en Portugal (2 aperturas), España (2 aperturas), México (6 aperturas), Colombia (2 aperturas), China (1 apertura) y Guatemala (1 apertura). Inauguraciones a las que se sumarán la decidida apuesta por los mercados de México, y de toda Latinoamérica, que la compañía anunciaba a comienzos de este mismo mes, y de cara a los próximos cinco años. Periodo para el que ya prepara hasta 23 nuevas aperturas en un área que consideran como estratégica para el crecimiento internacional del Grupo.

En este mismo sentido, “todos los establecimientos siguen el nuevo concepto de tienda basado en la utilización de materiales reciclados en su mobiliario y está conectadas al e-commerce de la firma como parte de su estrategia omnicanal”, subrayan desde la compañía española en relación a esta serie de nuevos establecimientos. “Ante la Covid, Adolfo Domínguez continúa invirtiendo en su transformación”, pormenorizan, “cuenta con una nueva tienda online desde septiembre” y, “a nivel operativo”, “sigue optimizando sus procesos de diseño a través del PLM-product life management”. Una herramienta de “gestión de la vida del producto” que ha conllevado la implantación en su centro logístico de unos sistemas de lectura de etiquetas mediante radiofrecuencia (Rfid) y la generación de un almacén único, que ahora la compañía se prepara para comenzar a introducir en sus tiendas de gestión propia en España. Una acción con la que logrará “una visibilidad de 360 grados sobre sus prendas en tiempo real”.