La marca italiana alcanzó los 252 millones de euros de facturación en la primera mitad de 2018, lo que supone un incremento del 10,6 por ciento sobre los resultados del mismo periodo de