(Publicidad)
Los locales pequeños y las localizaciones secundarias volverán a estar en la mira del retail

Internet favorecerá la reactivación del comercio local y vías comerciales de barrio. Tiendas pequeñas en lugares de mucho tránsito, tanto en zonas prime en grandes ciudades como en localizaciones secundarias, volverán a ser interesantes para el retail.

Así lo señala el último informe de la consultora inmobiliaria internacional Savills, sobre distribución minorista, Megatrends Retail, ¿cómo será en el futuro el comercio de calle y centros comerciales?”.

Según el informe, teniendo en cuenta que el 20-25 por ciento del total del gasto de los consumidores se generará a través de Internet en la próxima década, los distribuidores europeos deberán revisar sus planes empresariales a futuro para seguir siendo competitivos y rentables.

En 2014, el 65 por ciento de la población de la UE utilizó Internet a diario frente al 31 por ciento registrado en 2006. A su vez, el comercio electrónico está creciendo rápidamente y registra una tasa media de crecimiento anual del 22 por ciento.

“No obstante, el mayor porcentaje del consumo seguirá registrándose en las tiendas físicas tradicionales, que continuarán jugando un papel importante”, señala el informe. En esta línea, Savills sugiere que en los próximos diez años, los consumidores —independientemente de su edad— se convertirán en “omni-consumidores” al alternar las compras en el mundo virtual con las del mundo real de manera cotidiana y esperarán que la oferta les permita saltar de un mundo al otro de manera natural y sin limitaciones.

Nuevas formas de venta

El comercio minorista deberá atender a sus clientes tanto a través de outlets físicos en high street como de tiendas virtuales, aplicaciones móviles, y mediante fórmulas como comprar en la tienda con entrega a domicilio y click & collect.

Savills sugiere que con el fenómeno Big Data y tecnologías tales como NFC (que envían y reciben datos a una distancia corta), el geofencing (ofrecer anuncios a los usuarios en función de su ubicación exacta), así como la tecnología de reconocimiento facial, los retailers pronto podrán ofrecer una micro-personalización en tiempo real en la tienda física.

Comercio “hub and spoke”

Cristina Casanova, directora de Retail High Street de Savills España explica que “el cambio en los hábitos de consumo generado por las nuevas tecnologías ya está replanteando los planes de expansión a medio plazo porque a la hora de elegir un local permiten también mayor capacidad de adaptación y flexibilidad según el producto y el mercado al que se dirige”.

En este sentido, añade “vemos ya fórmulas innovadoras que optimizan el espacio de venta al público”. Tiendas pequeñas en lugares de mucho tránsito tanto en zonas prime en grandes ciudades como en localizaciones secundarias volverán a ser interesantes por factores como la proximidad o la disminución de la necesidad de stock en tienda. Así los locales pequeños y céntricos presentan oportunidades para el comercio ‘hub and spoke’.

Por su parte, Savills señala que los espacios que lleven mucho tiempo vacíos o se consideren innecesarios, sufrirán un cambio de uso -que podría perfectamente conllevar la conversión a espacios residenciales o de trabajo—.

Se espera que la proliferación de la distribución omnicanal en toda Europa repercuta positivamente en el sector minorista. Según la CE, se prevé que para el año 2025 el empleo en este sector crezca un 6,2 por ciento, doblando prácticamente la tasa de los demás sectores.

Foto: