Animados por el aumento de las ventas, muchos de los comerciantes de Barcelona abrieron sus tiendas el pasado domingo 28 en los barrios más céntricos de la ciudad y desafiando así la normativa catalana de horarios comerciales. Entre ellos, la cadena desigual que pese a la advertencia de la Generalitat catalana volvió a abrir sus puertas un domingo.

Las tiendas que estuvieron abiertas se acogieron a la normativa del Gobierno central que permite abrir más horas que la catalana a aquellos comercios de menos de 300 metros cuadrados y que no sean grandes operadores, aunque parte de las que ayer abrieron lo son y suman más metros, según informó el diario La Vanguardia.

Desigual por su parte, ha vuelto a abrir sus tiendas en el centro de Barcelona, sin tener en cuenta al calendario establecido por la Ley de Horarios Comerciales y pactado por el Ayuntamiento y las principales asociaciones de comerciantes. La compañía ya fue sancionada hace dos semanas cuando hizo caso omiso a la norma.

La cadena catalana de moda ha abierto sus tiendas en La Rambla, Portal de l'Àngel y calle Ferran. Su principal punto de venta, la flagship de plaza Catalunya, ha permanecido con las persianas bajadas.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO