¿Digitalizarse o morir?

Madrid- La Covid-19 fue causante de un parón a nivel mundial, excepto para el ámbito de la comunicación. En tiempos de hibernación absoluta, un 65 por ciento de las empresas apostaron por intensificar su comunicación interna y externa, y trabajar una estrategia digital de cara al mundo exterior.

Ahora las empresas deben enfrentarse a nuevos retos cada día, y encontrar nuevas soluciones. Para lograrlo, la innovación, la digitalización y nuevas tecnologías, la flexibilidad, el uso de las analíticas, la experiencia del empleado y la fidelización del talento son algunos de los aspectos clave.

Para Laura Sali Pérez, CEO de White Rabbit (empresa de marketing digital y diseño), “el marketing se convirtió en el salvavidas de las marcas y pequeñas y medianas compañías, que se aferraron a la tecnología para producir contenidos propios, como eventos digitales y webinars. De alguna manera, aprovecharon la crisis para salir fortalecidas y recuperar mercado”.

Nuevos usos y consumo digital

Según el Instituto Nacional de Estadística, el 8,3 por ciento de los ocupados en España han teletrabajando durante la crisis, casi el doble de lo registrado años anteriores. Esta modalidad, junto al uso de internet y la colaboración a través del uso de la nube, ha mutado el uso de los dispositivos digitales y el modo de consumo de las empresas y los trabajadores. El mundo entero ha vivido una demanda sin precedentes con nuevos métodos de trabajo, que incluyen el uso del chat, videos y la colaboración en la confección de los trabajos. Y esto ha sido sin duda un reto para la mayoría de las empresas que no estaban preparadas para sufrir el impacto de la digitalización.

“Solo en España, el número de descargas de programas de software remoto y plataformas de videoconferencia aumentó en un 30 por ciento a partir de la segunda semana de marzo”, afirma Enan López de Freitas, CMO de White Rabbit. Y agrega: “la app de mensajería para grupos Slack registró un 40 por ciento más de usuarios pagos nuevos que durante el primer trimestre del año pasado; mientras que Microsoft con el Teams, pasó de 32 a 44 millones de usuarios en el primer mes de confinamiento”.

En este contexto, se ha visto un auge de creación de contenidos de calidad para anticiparse a las necesidades de los usuarios. La mayoría de las estrategias digitales y de comunicación se han basado en realidades, en los diferenciales de cada marca frente a la situación planteada por el Covid-19.

“Hemos visto un incremento en la producción de videos e infografías para social media, con información con datos duros, lo que lleva una tarea más exhaustiva para los equipos de Marketing y Content. Durante la pandemia el cambio más claro es que pasamos de hablar de marca a hablar de contexto”, afirma Agustina Chiaravalli, Social Media Manager de White Rabbit.

Lo que queda claro es que los nuevos usos de la tecnología forman parte de un proceso evolutivo que se da a nivel global y en todos los ámbitos de la sociedad. Apropiarse del cambio es el primer paso hacia el triunfo de las empresas, en una nueva era que plantea la concepción de la comunicación /en todas sus formas), de la mano con la adopción de nuevas tecnologías para lograr cumplir los objetivos y asegurar el éxito de cada uno de los negocios.

Crédito de foto: Freepik

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO