Crece la producción textil de proximidad con Portugal como gran aliado

La fabricación en proximidad en España va de la mano de un aliado estratégico: el sector textil portugués. De hecho, se estima que el 30 por ciento de la producción textil de ese país se destina a empresas de moda asentadas en Galicia, según el informe sectorial 2015 de Cesce.

“Mientras las empresas gallegas ganan en competitividad y rebajan sus costes, la industria portuguesa está experimentando un auténtico boom, rozando el límite de su capacidad hasta el punto de que ya hay fábricas que no pueden aceptar nuevos encargos”, señala el reporte.

La relocalización en Portugal ha sido más fácil porque el textil en ese país ha mantenido su estructura y ha sido capaz de adaptarse a una nueva demanda de series cortas con elevado valor añadido. De esta forma, Portugal juega una carta clave en el denominado Fast Fashion, que permite a los fabricantes lanzar varias colecciones por temporada, explica Cesce.

La proximidad de Galicia, -donde están Inditex, Textil Lonia, Bimba y Lola y Adolfo Domínguez entre otras- con el principal clúster textil de Portugal ha contribuido en parte a su reactivación. De hecho, se estima que el 30 por ciento de la producción de textil portugués se destina a Galicia.

Se ha vuelto a comprar maquinaria textil

En España, el retorno de la producción deslocalizada que se inició en 2013 es una realidad creciente, que afecta directamente a regiones tradicionalmente textiles como Cataluña, actualmente en la senda de recuperar parte de su época dorada en la industria textil.

Además, se está produciendo un fenómeno, que hay que sumar al aumento del empleo, y es que las empresas han vuelto a realizar inversiones destinadas a comprar maquinaria. Según Cityc y Fitex, la industria textil en España tiene capacidad para asumir un 30 por ciento adicional a la ocupación actual. Eso sí, la reindustrialización se está produciendo de forma lenta, lo que significa que no se va a realizar con el mismo ritmo que se hizo la deslocalización.

La relocalización de la producción surge como respuesta a la demanda de series cortas de producto, a la necesidad de reponer y ofrecer de forma rápida colecciones en el mercado y a la mejora de las condiciones laborales en países lejanos, que hacen que ya no resulten tan rentables.

Foto: Auge de la relocalización

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO