Crece el comercio de productos falsificados y llega al 2,5 por ciento a nivel global

El comercio de productos falsificados y pirateados tiene un impacto económico de 85.000 millones de euros en la Unión Europea, lo que supone el 5 por ciento de todas las importaciones, y de 338.000 millones de euros a nivel mundial, el 2,5 por ciento del total del comercio mundial según el inform presentado en París por la OCDE y de la Oficina Europea de la Propiedad Intelectual (Euipo).

China es el país que acumula la mayor parte de las falsificaciones, con más del 63 por ciento del total. A mucha distancia, Turquía emerge como segundo máximo productor de material falsificado (3,3 por ciento), por delante de Singapur (1,9 por ciento), Tailandia (1,6 por ciento) e India (1,2 por ciento). Marruecos, Emiratos Árabes Unidos, Pakistán y Egipto cierran la lista de Estados de origen de las falsificaciones, todos ellos con menos de un 1 por ciento del total.

En términos globales, las mercancías pirateadas ya representan el 2,5 por ciento del conjunto de los intercambios comerciales. La UE es el mercado donde este fenómeno es más visible. La cifra va en aumento. Un estudio de la OCDE en el 2008 estimaba que los artículos falsificados y pirateados equivalían hasta el 1,9 por ciento de las importaciones mundiales.

Nike, la marca más pirateada

Solo en la Unión Europea, las falsificaciones representan un 5 por ciento de las importaciones (85.000 millones de euros). Los datos del estudio presentado ayer se basan en las incautaciones aduaneras y abarcan todo tipo de productos salvo los informáticos.

Las marcas más copiadas son Nike, Ray-Ban, Louis Vuitton y Rolex. Algunos consumidores pueden adquirir bienes falsos creyendo que son auténticos. La mercancía parece igual a la original y el precio, muy similar.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO