• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Wonder for People, la marca que va por el impacto positivo social, cultural, económico y ambiental

Wonder for People, la marca que va por el impacto positivo social, cultural, económico y ambiental

Por Cynthia Ijelman

30 jun 2022

Moda |ENTREVISTA

Foto: Wonder for People

Buenos Aires – Makis Medina creó, junto a su marido Francisco, “Wonder for People”, un proyecto que empezó con la idea de transformar el calzado típico de los pobladores (habitantes) del municipio de Barichara, en el norte de Colombia, en un producto de moda.

Hoy “Wonder for people” es una plataforma armada bajo fuertes lineamientos de sostenibilidad (con una fuerte tendencia), comercio justo y trabajo colaborativo en todos sus eslabones de producción, en donde el feedback del consumidor tiene un lugar de preponderancia.

FashionUnited tuvo la oportunidad de conversar con Makis Medina sobre el desarrollo de esta iniciativa que nació desde un lugar de aprendizaje e investigación, sin tener conocimientos previos sobre moda, pero con las ideas muy claras sobre el rumbo que iba a tomar desde lo social, cultural y sostenible.

Foto: Wonder for People

El nacimiento del proyecto

“La historia de Wonder for people es más que nada una historia de vida” dice Makis Medina, que es psicóloga y cuenta con un doctorado en Política y Sociología. “Viví muchos años en España y cuando llegó el proceso de paz colombiano, con Francisco, que es economista, decidimos regresar al país”, cuenta. Ese fue el inicio de algo que transformaría sus vidas. Se instalaron en Barichara y empezaron a trabajar con una comunidad campesina, buscando apoyarlos en la generación de oportunidades de desarrollo. Junto a ellos crearon la corporación “Terrainnova” en la que se ocupaban de temas como restauración ambiental, regeneración de los suelos y producción orgánica, entre otros. “En ese transitar observamos que aquí los campesinos usan una suerte de alpargata tradicional de algodón blanco, con capellada (puntera) bordada que se llaman “chocatos”. Nosotros los empezamos a usar sin saber demasiado porque todo el mundo los usa, tanto hombres como mujeres; niños y personas mayores. Al pueblo llegan turistas de todas partes del mundo y siempre veíamos que todos querían chocatos. En las tiendas cuestan 4 dólares y yo, por mi formación en investigación, empecé a desenredar un poco la madeja de los costos y me di cuenta de que el que paga el precio es el artesano porque las condiciones en que vive son de gran vulnerabilidad”. Así que, en 2015, a pesar de ser ajenos a la industria de la moda, se plantearon la posibilidad de intervenir este calzado para transformarlo tal vez en un producto de tendencia y llegar más allá de las fronteras colombianas. Durante un año y medio hicieron pruebas y pensaron en el concepto del proyecto. “Hicimos una reflexión muy grande que tenía que ver con que, si íbamos a hacer algo, debía tener en su ADN el tema del impacto y el de la sostenibilidad de manera genuina…impacto social, cultural, ambiental y económico. No queremos decir que somos una marca sostenible sólo como una estrategia de marketing”.

Foto: Wonder for People

A los chocatos que ellos confecionaron le pusieron de nombre “Terranas”: “sentíamos que eran algo arraigado a la tierra. La idea de la Terrana era que fuera un objeto que nos permitiera encontrarnos con algo que es genuino, natural, sensible y transparente”.

Trabajo con comunidades

Una de las características de la marca es la mano de obra artesanal, por eso desde sus inicios empezaron a identificar comunidades con las cuales trabajar. “En la región en donde yo vivo hay varias que tienen una tradición muy grande en tejeduría y tintes naturales. En este momento trabajamos con ocho organizaciones, algunas son campesinas, otras son indígenas. En Colombia hay 64 etnias con lenguas propias. Trabajamos con 4 organizaciones artesanas de estas etnias, una es Wayúu de la Guajira colombiana que es al norte; otras son Camsá y Camsá Inga, en la frontera con Ecuador y también con la comunidad Wounaan que son desplazados del Chocó por el conflicto armado, pero viven en Bogotá”, comenta Medina.

Foto: Wonder for People

Modelo de negocio multidireccional

El foco está puesto en los diversos ejes que conforman la propuesta, según explica Medina: “Lo que hemos venido pensando y aprendiendo en el camino es que esto no puede ser un modelo unidireccional. Por un lado, a los artesanos que inicialmente tenían unas dificultades, aun cuando eran absolutamente ricos en repertorios culturales, simplemente había que acercarles una posibilidad. Desde el punto de vista de los diseñadores, cada vez quieren más propuestas novedosas, buscan conectar de otras maneras con el consumidor y quieren sumar lenguajes diferentes. Y, desde el lado del consumidor entendemos que la gente cada vez es más consciente, no solo quieren la estética sino también la ética y buscan contribuir con su decisión de compra a un mundo mejor. Así que teniendo en cuenta estos tres elementos: artesanos, diseñadores y consumidores creamos la plataforma Wonder Lab. Es un laboratorio de diseño en donde a través de la cocreación se articulan esos actores para generar unos productos de alto valor e impacto. Nosotros no trabajamos con una comunidad para hacer una colección de moda, a nosotros nos interesa permanecer con estas comunidades. Es un gran desafío cómo a partir de los oficios y las técnicas que ellos conocen, cómo diseñar generando nuevas piezas. Si realmente queremos generar un impacto que trascienda no podemos recurrir una vez a una comunidad y desaparecer”.

Foto: Wonder for People

La firma cuenta con tres categorías de productos: calzados, bolsos y accesorios. “Yo siento que el mercado nos va hablando un poco de lo que vamos siendo capaces de hacer. Como nosotros trabajamos con el consumidor directamente, él hace parte de la construcción del valor de la marca”.

La comercialización es a través de canales propios y de terceros. Sus productos se pueden encontrar en dos tiendas físicas, en la ciudad de Bogotá y en su sitio online. Además, también, tienen presencia en concept stores y plataformas de e-commerce.

Foto: Wonder for People

Próximos planes

El equipo de diseño está liderado por Manuela Sanchez, pero la marca además está desarrollando proyectos colaborativos a nivel internacional. “Estamos empezando a trabajar con artesanos de un pueblo de acá junto a diseñadores italianos y con llegada a consumidores en Europa. También estamos iniciando una colección con una diseñadora textil sueca que está trabajando con indígenas Wounaan y nosotros facilitamos toda la metodología de cocreación”. La pandemia demoró sus planes, los objetivos hoy están puestos en la internacionalización y en dar a conocer qué es lo que pasa con la moda de este lado del mundo. “Siento que como nunca antes América Latina tiene la posibilidad de hablar y tener un discurso muy importante en el tema de la moda. Tenemos un continente muy rico por explotar y una estética muy propia”.

Para saber más:Wonder for People: Sobreponerse a la pandemia

artesanos
Chocatos
Makis Medina
MODA SOSTENIBLE
Terranas
Wonder for people