• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • "Volver a la vida, volver a la realidad" en la Semana de la Moda de Londres

"Volver a la vida, volver a la realidad" en la Semana de la Moda de Londres

Por Jesse Brouns

25 feb 2022

Moda |REPORTAJE

Imagen: Supriya Lele FW22 por Chris Yates

Londres - Después de un cauteloso regreso la temporada pasada, la Semana de la Moda de Londres, que tuvo lugar del viernes pasado, 18 de febrero, hasta el martes 22 de febrero, ha vuelto a toda máquina. Sin grandes nombres, pero como siempre, con un caldo de cultivo de jóvenes talentos.

Ozwald Boateng FW22, imagen de Andrew Barber, vía Karla Otto London

Volver a la vida, volver a la realidad

El tema de éxito de Soul II Soul 1989 resonaba sin parar en el abarrotado teatro art decó de The Savoy en el Strand de Londres el lunes por la noche. Ozwald Boateng presentó allí su primer show en doce años. El respetado diseñador, director artístico de las colecciones masculinas de Givenchy entre 2003 y 2007, dedicó su regreso al la moda a la idea de la "excelencia negra británica", con más de un centenar de modelos.

El propio Londres también parece haber "vuelto a la vida".

Ya casi nadie usa una mascarilla en la capital británica. Todo parece como antes. Aunque no es exactamente así. En Oxford Street, la arteria comercial de la ciudad, destacan los Grandes Almacenes vacíos. House Of Fraser, Debenhams y Topshop no volverán a abrir. John Lewis y Marks & Spencer están reduciendo su tamaño. Sólo Selfridges sigue creciendo.

La Semana de la Moda de Londres volvió de manera cautelosa el pasado mes de septiembre. Esta temporada, la oferta se ha reforzado con 131 diseñadores en el calendario oficial, incluyendo numerosos desfiles. Sin embargo, hay nubes en el cielo. La mayor atracción, Burberry, ha estado ausente durante varias temporadas y esto no cambiará por el momento. Es la única marca británica que realmente pertenece al sector del lujo y desfilará en Londres, pero el 11 de marzo, después de la Semana de la Moda de París.

Otros nombres consagrados tampoco participaron la semana pasada. Como J.W. Anderson, Mary Katrantzou o Victoria Beckham (a quien sí vimos en el front row del desfile de Supriya Lele). Por otro lado, Raf Simons apareció de repente en el calendario. Eso sí, con un espectáculo digital, en el que relacionaba el vellón con el látex y a Breughel con Robocop.

El texto continúa debajo de las fotos.

Imagen: Victoria Beckham en el front row de Supriya Lele FW22, por Chris Yates

Caldo de cultivo

Londres tiene desde hace mucho tiempo la reputación de ser el caldo de cultivo de jóvenes e indómitos talentos. Ese talento sigue ahí. El Consejo de la Moda Británica (British Fashion Council), la organización que está detrás de la Semana de la Moda, les acogió en un viejo hotel a la vuelta de la esquina de Selfridges, la New Gen, una especie de Semana de la Moda dentro de la Semana de la Moda, contó con la presencia de algunos diseñadores como Labrum, Matty Bovan y Stefan Cooke.

Los grandes nombres hacen que la vanguardia sea más fácil de digerir, y atraen a poderosos agentes de compra y a la prensa. Molly Goddard, Erdem, Richard Quinn y Simone Rocha, los grandes nombres de esta edición de la Semana de la Moda de Londres, son relativamente conocidos -y además son excelentes diseñadores-, pero en términos de notoriedad, no pueden competir con los Gucci y los Dior del mundo.

El texto continúa debajo de las fotos.

Imagen: Desfile Molly Goddard FW22, Ben Broomfield
Imagen: Desfile Molly Goddard FW22, Ben Broomfield

Goddard estuvo estupenda, dando a sus vestidos de cuento de hadas un toque extra al combinarlos con jerseys de lana y calzado duro. Ha sido la mejor banda sonora de la semana, con viejos clásicos del rock'n'roll.

Hace unos años, Richard Quinn tuvo a la Reina en persona en la primera fila, y en esta ocasión, Anna Wintour llegó en su Range Rover con chófer. El espectáculo estuvo acompañado por una orquesta clásica y un coro. Quinn envolvió la Alta Costura histórica -inspirada en Balenciaga, en particular- con sus habituales estampados florales.

"Grande en Londres" se puede considerar también a la francesa Paul & Joe, en su día una marca de tamaño medio en París, que se ha reducido considerablemente en los últimos años. La fundadora Sophie Mechaly desfiló por segunda vez durante la Semana de la Moda de Londres, en Charterhouse, un complejo de edificios al estilo Harry Potter (oficialmente: Tudor), que ha sido convento e internado de hombres, entre otros. Los chicos de Paul & Joe, con sus jerseys de cuello marinero y sus elegantes trajes, parecían un poco más convincentes que las chicas con looks a veces un poco "demasiado monos".

Paul & Joe FW22, imagen de Sonny Vandevelde, vía The 223 Agency

La nueva generación de Londres

Pero en Londres se cuenta con las próximas generaciones, que pueden cambiar radicalmente la moda. ¿Quién tomará el relevo de John Galliano y Simone Rocha? ¿Conner Ives, quizás? El diseñador estadounidense, afincado en Londres, que el año pasado se graduó en la Central Saint Martins, ya fue nominado para el LVMH Prize, el premio más importante para los jóvenes talentos de la moda. Inauguró el viernes la Semana de la Moda de Londres con un desfile dedicado a los arquetipos americanos, desde la cowgirl hasta la señora vicepresidenta. Había una Jackie Kennedy y una editora tipo Anna Wintour. A Ives le gusta la diversión y el glamour, pero es hijo de su tiempo: los materiales que utiliza son de segunda mano.

Imagen: Conner Ives FW22

La joven diseñadora irlandesa Robyn Lynch también presentó por primera vez. A principios de este año inició una colaboración con la marca de ropa deportiva Columbia: utilizando el stock en desuso de la marca, para confeccionar nuevas prendas, entre las que se incluyen chaquetas deportivas muy codiciadas y voluminosas. La colaboración continúa. "Para mí, esta es una forma excelente de trabajar con materiales que, de otro modo, nunca podría conseguir como joven diseñador independiente", dijo Lynch durante un preestreno con este autor a través de Zoom. También son llamativas las reconstrucciones digitales de las camisetas de fútbol del padre de Lynch, deformadas y transformadas mágicamente en moda.

El texto continúa debajo de la foto.

Beeld: Beeld: Robyn Lynch FW22

Steven Stokey Daley, otro diseñador masculino, llevó a cabo uno de los desfiles más bonitos para su marca S.S. Daley. Tuvieron mucho que ver las románticas piezas de escenografía que estaban repartidas por la habitación: una cama sin hacer, unos sillones antiguos, una larga mesa de comedor que también servía de pasarela, flores y libros antiguos. El espectáculo en sí era en parte una representación de ballet. ¿Y la ropa? Los armarios de las diferentes generaciones de habitantes del castillo, desde la nobleza hasta los sirvientes, todos mezclados. Citamos esta hermosa descripción del comunicado de prensa: "Un chaleco de cuero está cortado con diamantes de cuero sobrante, decorado con borlas. Se lleva con calzoncillos, como si un huésped a medio vestir corriera por un pasillo para llegar a su amante masculino a altas horas de la noche".

El texto continúa debajo de la foto.

Imagen: Nensi Dojaka FW22

También se esperaba el espectáculo de Nensi Dojaka, ganador del LVMH Prize en 2021. Dojaka tiene un vocabulario visual claro: cuasi lencería "orgullosa del cuerpo", compleja y frágil, en la tradición de Mugler, pero más joven y sin la "mirada masculina" del maestro recientemente fallecido. "Esta vez, quería sobre todo ampliar mi concepto", dijo en el backstage. Esto significaba entre otras cosas, que a partir de ahora las mujeres con curvas también podrían entrar en sus monos "bodycon" y en sus vestidos de punto, lucido uno de ellos por la modelo Paloma Elsesser. Dojaka también experimentó con tejidos más invernales, y hubo menos faldas cortas.

Feng Chen Wang fue noticia en el mundo digital por los trajes que diseñó para la ceremonia de apertura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín. Para el invierno de 2022, se inspira en la belleza de la imperfección y en la naturaleza cíclica de la construcción y la deconstrucción. Lo destacó combinando su presentación con una exposición de jóvenes artistas. En una galería junto a Vogue House, la ilustre sede de la editorial de prensa rosa Condé Nast.

Lo que llama la atención en Londres es la diferencia entre los herederos del punk y los diseñadores más interesados en los "vestidos de fiesta" para la burguesía. Halpern salvó esa distancia exponiendo en Brixton Rec, un gigantesco y brutalista centro deportivo de los años ochenta que fue derribado hace unos años. Glamour en un entorno de hormigón.

Ozwald Boateng FW22, imagen de Andrew Barber, vía Karla Otto London

El orgullo negro

La Semana de la Moda se cerró con el desfile de Ozwald Boateng. Con cerca de mil espectadores y un centenar de modelos y artistas en el escenario del Teatro Savoy, fue el mayor evento de la semana, aunque no formaba parte del calendario oficial de la Semana de la Moda de Londres. El espectáculo, enteramente dedicado a la "excelencia negra británica", comenzó con más de una hora de retraso. Mientras un baterista hacía sonar sus tambores, se proyectaban en el telón de fondo los nombres de docenas de los principales artistas negros de Gran Bretaña. El desfile duró más de media hora, con grupos de modelos vestidos con los elegantes trajes de Boateng -que comenzó su carrera como sastre en Saville Row- y con prendas más "étnicas", a falta de una palabra mejor (incluidos los pasamontañas de tejido kente). Dizzee Rascal, Goldie e Idris Elba se pasearon por allí. En el cierre, pudimos volver a escuchar 'Back To Life', en una actuación en directo con un coro de gospel. Un momento único. Y llegó: "vuelta a la realidad".

Este artículo fue originalmente publicado en FashionUnited.BE, y traducido y editado del neerlandés al español por Veerle Versteeg.

FW22
LFW
LONDON FASHION WEEK
OTOÑO/INVIERNO 2022/2023