Un verano nocturno con Saint Laurent y Lanvin, colorido con Paul Smith

El verano 2016 será nocturno en versión sombría con Lanvin y rock con Laint Laurent, mientras que Paul Smith desembarcó en París con una colección de moda masculina luminosa y colorida.

Saint Laurent, rock tendencia grunge

Gorra, poncho y zapatillas sucias: el estilo del adolescente "grunge" de fines de los años 80 vuelve una vez más a la pasarela de Saint Laurent de la mano del diseñador Hedi Slimane, que presentó un desfile sobre el que gravitó la sombra de Kurt Cobain. Los chicos tienen el pelo largo y anteojos de sol redondos con montura blanca, como los del difunto líder del grupo Nirvana. No faltaron los pantalones filiformes que tanto ama Slimane o los vaqueros desgarrados, los chalecos de lana y las camperas de gamuza con flecos, estampadas o bordadas.

Un verano nocturno con Saint Laurent y Lanvin, colorido con Paul Smith

También reincide Slimane en la estética rock mas "chic" y nocturna de los sacos con lentejuelas, esmóquines de colores y pañuelos en el cuello. Esta vez introdujo la variante de flecos brillantes colgando de la solapa. También desfilaron modelos femeninos.

El actor ex 007 Pierce Brosnan y el ídolo del rock francés Johnny Hallyday, ambos acompañados por sus respectivas parejas, asistieron en primera fila al desfile, que contó además con la habitual presencia de François-Henri Pinault, presidente del grupo Kering propietario de la marca, y su esposa, la actriz mexicana Salma Hayek. Tampoco faltaron Pierre Bergé ni Betty Catroux, respectivamente ex pareja y musa de Yves Saint Laurent, el genial diseñador fallecido en 2008 que fundó la marca.

Un verano nocturno con Saint Laurent y Lanvin, colorido con Paul Smith

Lanvin, entre streetwear y tailoring

El desfile de Lanvin organizado como de costumbre en la Escuela de Bellas Artes de París, presentó 44 siluetas al ritmo de la canción "La fiesta negra" del francés Flavien Berger, cuyo título resume con suficiente precisión lo que transitó por la pasarela. "Es bastante sombrío y nocturno, no fue un ambiente de flores y playa", comentó el holandés Lucas Ossendrijver, encargado de diseñar las colecciones masculinas de la marca Lanvin junto al director artístico israelí Alber Elbaz.

Los pantalones eran ajustados o bien más amplios, con cintura alta y sacos ligeramente sobredimensionados. Hubo efectos artesanales, como hilos colgando de un saco sin mangas o una camiseta. La paleta concedió un lugar privilegiado al negro, el azul oscuro, el burdeos o los sutiles estampados felinos.

Un verano nocturno con Saint Laurent y Lanvin, colorido con Paul Smith

El actor Reda Kateb, conocido cliente de la marca, estaba entre los invitados. "Hay una libertad que rara vez se encuentra en el mundo de la moda, sobre todo cosas que a veces pueden parecer informales, como los sacos con cierre, pero que están trabajados con elegancia detallista y variedad de materias", comentó a la AFP. Alber Elbaz dijo que se había propuesto hacer un desfile sin artificios, que "no fuera un videoclip", e insistió, en cambio, en el trabajo de los talleres herederos del legado de la perfeccionista Jeanne Lanvin (1867-1946). "Se trataba de tomar el confort del 'streetware' y mezclarlo con la confección, tomar la informalidad de la ropa deportiva y géneros 'que respiran' para usarla en los pantalones de los trajes".

Paul Smith y la diversidad a la británica

Con Paul Smith, todos los hombres visten de traje. Pero una vez cumplida esa regla londinense, todo está permitido en materia de formas, colores y estilos.

Su colección fue un himno muy británico a la diversidad y la personalidad individual. "Cada cual es diferente", proclamó el diseñador de 68 años al comentar su trabajo ante la prensa tras el desfile. Su colección se aparta de las rayas habituales pero no de los colores, que varían del rojo al verde primarios o al amarillo pollito, por lo general, en prendas lisas. Igual diversidad con los cortes: hay siluetas muy amplias, cinturas altísimas y otras sartorialmente inglesas, es decir pegadas al cuerpo.

El tema de esta luminosa colección, explicó, "es la independencia de espíritu", declinada en 32 conjuntos presentados por modelos "venidos de distintas partes del mundo, algunos para su primer desfile". "La idea era presentar distintos colores de piel, distinta cabellera, distintas formas", agregó el diseñador.

Los desfiles del domingo pusieron fin a la temporada de moda masculina y, tras una semana de pausa, las pasarelas acogerán a partir del próximo domingo a los de la alta costura. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO