(Publicidad)
(Publicidad)
Tejidos Innovadores Sostenibles: CRAiLAR FTI

Conseguir una producción de fibras naturales que no implique la utilización de productos químicos y que reduzca notablemente su impacto medioambiental y social es uno de los grandes retos a los que se enfrenta la industria textil en la actualidad.

Desde hace ya un tiempo, la investigación y la tecnología se han convertido en las aliadas perfectas para conseguir avanzar en esta dirección. En este sentido es cada vez más habitual ver cómo poco a poco van surgiendo nuevos proyectos que demuestran efectivamente que el cambio no es solo posible, sino que es más bien una realidad. En esta nueva entrega de la serie Tejidos Innovadores Sostenibles, te descubrimos uno de estos ejemplos con el proyecto CRAiLAR FTI.

Tejidos Innovadores Sostenibles: CRAiLAR FTI

Mínimo impacto medioambiental

Esta empresa textil canadiense utiliza lino y cáñamo cáñamo para crear un tejido similar al algodón pero con propiedades incluso superiores. De hecho han conseguido limitar el uso de agua en su proceso de producción a alrededor de 17 litros por fibra acabada, lo que significa un 99 por ciento menos que la necesaria para obtener la fibra de algodón.

En este sentido, CRAiLAR ha desarrollado una tecnología propia, bajo patente hasta 2029, en la que se responsabilizan de todo el proceso productivo, desde la semilla hasta la obtención de la fibra, reduciendo al mínimo el impacto medioambiental generado. “Desde las granjas donde se producen los cultivos hasta los molinos en los que la fibra es extraída e hilada, nuestra tecnología única produce consistentemente productos 100% BioPreferred® designados por la USDA, lo que supone una calificación oficial como producto compostable y ecológico, reduciendo drásticamente el uso de químicos y agua” explican en su página web.

Una vez que las plantas han sido cosechadas, la fibra se separa mecánicamente del tallo para obtener en primera instancia una fibra cruda áspera y dura. Es aquí donde entonces entra en acción un proceso enzimático que suaviza las fibras eliminando las pectinas que la endurecen para terminar transformándola en una fibra de tacto suave y esponjoso que está compuesta a su vez por miles de fibras individualizadas.

Este exclusivo proceso desarrollado por CRAiLAR y respaldado por el Consejo Canadiense de Investigación Nacional, consigue así otorgarle al tejido resultante un tacto y aspecto similar al algodón pero superior en calidad y durabilidad. De esta forma, “el proceso patentado de CRAiLAR FTI supone literalmente un nuevo giro en la producción de dos de los cultivos textiles más antiguos del mundo”.

Tejidos Innovadores Sostenibles: CRAiLAR FTI

Usos y propiedades

A través de este proceso productivo se logran obtener tejidos adecuados para el textil fuertes pero a la vez suaves “aptos para denim, prendas exteriores, calzado, toallas y tapicería. Además, pueden mezclarse con éxito con una amplia gama de fibras naturales y sintéticas como el algodón, tencel o lana, en proporciones de 20-40 por ciento” especifican en su web.

Al mismo tiempo, la versatilidad de estos tejidos hace que puedan estar presentes en otros productos como por ejemplo toallitas industriales, cabezales de fregona, artículos de fieltro, etc. donde la fibra CRAiLAR es el componente principal.

Por su parte, la incorporación de esta fibra tanto en textil como en otros productos, aporta una destacable serie de beneficios sobre otras fibras naturales y sintéticas como por ejemplo una capacidad de absorción un 20 por ciento más rápida que otras fibras, es un tejido fuerte incluso cuando está húmedo, no se arruga, es altamente transpirable, etc.

Desde su fundación en 1998, CRAiLAR se ha asociado con grandes empresas como Hanes Brands Inc, Ikea, Adidas o Target para incluir sus tejidos en algunos de los productos ofrecidos por estas multinacionales. En este sentido, a principios de este año firmaron un acuerdo de colaboración con la organización ambiental sin ánimo de lucro Canopy, dedicada a proteger los bosques, las especies y el clima. Esta ONG colabora con más de 700 empresas para desarrollar soluciones innovadoras y hacer que sus cadenas de suministro sean más sostenibles ayudando a la vez a proteger los bosques. Entre sus socios se encuentran grandes exponentes de la industria textil como H&M, Sprint o Zara.

Fotos:Fibras del tallo del cáñamo - Natrij via Wikipedia; CRAiLAR web