Suket Dhir, estrella emergente de la moda india

En su pequeño taller de Nueva Delhi, Suket Dhir, "superestrella mundial de la moda en desarrollo", según la revista Vogue, da el último toque a la colección que entregará en varios ejemplares en tiendas de Nueva York, París, Tokio, Seúl y Sídney.

Con 37 años, este modisto indio está en un momento crucial de su carrera. En enero, fue laureado con el prestigioso premio International Woolmark, obtenido en otro tiempo por Yves Saint-Laurent y Karl Lagerfeld. "Si hay un premio que hay que ganar, es este. Pero nunca pensé que llegaría a estar en medida de conseguirlo", confía Dhir a la AFP. Este hombre de espalda ancha, barba espesa y canosa y tocado con un bombín, destaca que nunca se había atrevido a "imaginarse como un diseñador de primera fila".

A photo posted by SUKETDHIR (@suketdhir) on

El premio que ha ganado le obliga ahora a trabajar para entregar, según los plazos previstos, su galardonada colección de prêt-à-porter masculina de estilo occidental con un toque indio. Todo un desafío. El diseñador recurre a artesanos tradicionales, situados en zonas rurales, para fabricar sus colecciones.

Pero estos últimos no están acostumbrados a trabajar el tipo de lana que esta colección requiere, que puede deformarse por el clima caliente y húmedo de India en época de monzón. "Es la primera vez que debemos tejer un material tan difícil con una fecha límite tan próxima [...] Vamos con un poco de retraso respecto a nuestro calendario, pero llegaremos", reconoce.

Suket Dhir, estrella emergente de la moda india

Los jueces del premio International Woolmark fueron particularmente sensibles a la atención que el diseñador presta a los detalles de las chaquetas, camisas y pantalones anchos que les presentó, unas creaciones inspiradas en la infancia que pasó junto a su abuelo en el estado de Penyab (norte de India). Los forros de sus prendas están estampados con motivos insólitos, como paraguas. Los botones de sus camisas están cosidos con un hilo diferente al resto.

Estética minimalista

Suket Dhir busca dar a sus creaciones una estética minimalista para que puedan ser llevadas a diario. "Cuando pienso en mi abuelo, pienso en esas magníficas chaquetas y chaquetones que pasaban de generación en generación", explica.

A photo posted by SUKETDHIR (@suketdhir) on

Diferenciándose de los atuendos tradicionales indicios, a menudo repletos de bordados de colores chillones, este padre de un hijo asegura ser "incapaz de hacer algo llamativo". La famosa periodista de moda india Shefalee Vasudev ve en Suket Dhir al representante de un prêt-à-porter moderno y sutil. "Su obra tiene una lógica. Él no intenta llamar la atención. No está diciendo 'miradme, soy genial' y esto es verdaderamente refrescante en la moda india", comenta.

Pero, advierte, los próximos meses serán vitales para la carrera de Dhir y tendrá que aportar resultados. Pocos indios han conseguido obtener el reconocimiento internacional y recibir pedidos regulares. El premio que ha ganado "es muy importante porque significa que se nos abre la puerta. [Pero] hay que conseguir mantener la calidad y seguir un nivel de cantidad, de entregas", explica. Para el modisto, el camino hasta la moda ha sido sinuoso y lleno de desvíos.

Suket Dhir descubrió tardíamente su vocación. Antes de lanzar su marca en 2010, trabajó en una centralita de llamadas, vendió celulares y no terminó la universidad. Los primeros años fueron difíciles y faltaba dinero. En la actualidad, Suket Dhir percibe su premio como un galardón a su perseverancia y su intransigencia estética. "De momento, estamos en equilibrio" financiero, asegura. "Me gustaría tener un despacho más chic, un coche más chic... Pero eso llegará cuando tenga que llegar". (AFP)

Photos: Suket Dhir, Facebook

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO