Reebok crea sus primeras zapatillas fabricadas con plantas

Madrid – La compañía norteamericana Reebok, especializada en prendas, calzado y toda clase de artículos deportivos, acaba de presentar su última gran revolución en sostenibilidad: unas zapatillas de running elaboradas a partir de ricino, eucalipto, algas y caucho natural. Un vanguardista diseño con el que la firma demuestra nuevamente su compromiso con la reducción de los materiales plásticos, y de todos aquellos derivados del petróleo, en la fabricación y el diseño de sus artículos. Apostando frente a ellos por el empleo de materiales de origen orgánico.

Bajo el nombre de “Forever Floatride GROW”, el novedoso modelo de zapatilla está previsto que vea finalmente la luz durante el próximo otoño de 2020. Su diseño está creado a partir del modelo clásico de Reebok “Forever Floatride Energy”, sobre el que se realizó un profundo proceso de investigación dirigido a identificar qué materiales orgánicos y sostenibles serían los más adecuados a emplear, con el objetivo de garantizar los altos estándares de rendimiento de una zapatilla especialmente ideada para correr.

Reebok crea sus primeras zapatillas fabricadas con plantas

“Con Forever Floatride Grow básicamente lo que estamos haciendo es reemplazar los materiales plásticos y los derivados del petróleo por plantas”, indica a través de un comunicado Bill McInnis, vicepresidente de Reebok Future. “El mayor desafío para hacer un zapato como este fue desarrollar materiales basados en plantas que pudieran cubrir las necesidades de alto rendimiento que necesitas los corredores”. A lo que el alto directivo de la compañía añadía que “durante los tres años que pasamos desarrollando este producto, escuchamos alto y claro que la idea de una zapatilla para correr fabricada a base de plantas era una idea que resonaba fuerte entre los corredores. Unos corredores que al mismo tiempo exigían que en ningún caso podía verse comprometida la alta capacidad de rendimiento de la zapatilla. las Forever Floatride GROW son el resultado. Una zapatilla fabricada a base de plantas, que no compromete su rendimiento”.

Fabricadas a partir de ricino, eucalipto, algas y caucho natural

Con el creciente interés de los consumidores por potenciar su concienciación por el medio ambiente y la sostenibilidad e introducirlas en su día a día, son muchas las compañías y firmas multinacionales que han puesto en marcha diferentes procesos de investigación para ser capaces de ofrecer resultados reales sobre sus productos a su público objetivo. En el caso de Reebok, estos esfuerzos se ven reflejados en dos líneas diferenciadas. La [REE] Cycled, enfocada a crear productos a partir de materiales reciclados o reutilizados. Y la [REE] Grow, a la que pertenecen estas novedosas Forever Floatride GROW, enfocada en su caso a crear productos a partir de materiales naturales.

Reebok crea sus primeras zapatillas fabricadas con plantas

Bajo esa filosofía, entre los principales avances presentes en este modelo encontramos su entresuela. Fabricada con ricino cultivado de manera sostenible y diseñada exclusivamente para Reebok por la compañía japonesa Sekisui, garantizando en todo momento de ese proceso los estándares de amortiguación y rendimiento de las Forever Floatride Energy originales. Mientras tanto la parte superior del modelo está fabricado a partir de eucalipto de origen sostenible, un producto como es lógico biodegradable, además de resistente y transpirable. La plantilla está realizada mediante espuma de algas Bloom, cosechadas en áreas de crecimiento invasivas y resistente a los olores. Y la suela por su parte en caucho natural. Material flexible obtenido de manera sostenible de diferentes plantas y árboles que viene a sustituir al caucho tradicionalmente empleado en esta categoría de productos, fabricado a partir del petróleo.

“Nuestros consumidores nos han dicho que quieren productos más sostenibles, y la comunidad de corredores ha sido de las más expresivas y apasionadas en este tema”, señala por su parte Matt O’Toole, presidente de marca de Reebok. “Y queremos ayudarles a que puedan rendir al máximo, al tiempo que sentirnos bien con los productos que usen”. “La tierra es una zona para correr, y tenemos la responsabilidad de ayudar a desintoxicar el mundo para que los atletas puedan ser libres de correr en él”, añadía O’Toole. “Nuestra colección Cotton+Corn fue el primer paso para hacer zapatos a partir de cosas que crecen. Ahora, hemos cogido uno de nuestros modelos más aclamados, las Forever Floatride Energy, y las hemos reinventado utilizando en ese proceso materiales naturales para crear lo que creemos que es la zapatilla para correr de alto rendimiento más sostenible del mercado”.

Photo Credits: Cortesía de Reebok.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO