Paco Rabanne y Balmain apuestan por las lentejuelas, Carven por el pompón

La próxima primavera-verano será una fiesta, a juzgar por las lentejuelas que brillaron este jueves en los desfiles de Paco Rabanne y Balmain en París, mientras Carven se inclinó por adornar las sandalias con el pompón.

Balmain, glamur en blanco y negro

La glamurosa firma francesa Balmain apostó fuerte con un escenario majestuoso: el palacio de la Ópera Garnier, con sus estatuas y columnas doradas y amplios ventanales semicubiertos por cortinas de terciopelo. Las modelos - entre ellas las célebres Alessandra Ambrosio, Natalia Vodianova y Natasha Poly, así como la joven Cara Taylor -, presentaron una colección sexy, con un claro dominio del blanco y el negro. Las prendas se ajustan al cuerpo, las transparencias y la rejilla se exhiben con naturalidad, poniendo el acento en la ropa interior o hasta en las nalgas. Las lentejuelas y los tejidos brillantes no solo se reservan para el vestuario nocturno: un suéter de rayas, una camiseta y un pantalón de corte recto también pueden deslumbrar en pleno día, según la colección firmada por el director artístico de Balmain, el francés Olivier Rousteing.

Paco Rabanne, en la disco

Fiel a sí misma, la firma Paco Rabanne dio amplia cabida a la malla y también brilló con vestidos metálicos, combinados con flecos interminables que danzaban al paso firme de las modelos. El director artístico, Julien Dossena, combinó este vestuario festivo con botas planas, para bailar con más comodidad.

Carven, a paso de pompón

Para su estreno en Carven, el diseñador suizo Serge Ruffieux mezcló influencias y revisitó las proporciones de la británica chaqueta abombada. En los pies, las sandalias de inspiración africana se llevan con pompones, un adorno que vive un momento de gloria en el cambiante mundo de la moda. En esta colección, el exestilista de Dior hace cohabitar el vestido tipo polo con la chaqueta safari, combinando motivos exóticos con gallos.

Rick Owens y sus volúmenes

El palacio de Tokio, uno de los centros culturales más vanguardistas de París, volvió a ser el escenario elegido por el estadounidense Rick Owens, que sigue construyendo siluetas a base de jugar con los volúmenes y las proporciones. Las modelos, mujeres de otro planeta, caminaron con sus capas protectoras y grandiosas riñoneras en torno a un estanque del que emanaba una niebla que evocaba un mundo posapocalíptico.

Atlein, en clave elegante

La joven firma Atlein del diseñador francés Antonin Tron, nuevo talento de la moda parisina, presentó un vestuario contemporáneo y fresco para una mujer que se siente cómoda en su entorno. "Desde el principio, la idea de movimiento fue importante en Atlein", dijo Tron, diplomado en la prestigiosa Real Academia de Amberes (Bélgica) y que trabajó en Balenciaga y Louis Vuitton antes de lanzar su marca en 2016. Los estampados se combinan con una prenda negra, las faldas se ajustan al cuerpo y los abrigos se llevan a modo de vestido, una tendencia observada en ya varios desfiles de esta Semana de la Moda, que continúa hasta el próximo martes. (AFP)

Photo: Atlein SS18 ; Bertrand GUAY / AFP

Paco Rabanne y Balmain apuestan por las lentejuelas, Carven por el pompón La temporada internacional de las Semanas de la Moda femenina arranca en Septiembre, con todas las miradas puestas en Nueva York, París, Londres y Milán ávidas por conocer las últimas tendencias. Para informarse de todas las pasarelas de moda femenina, haga click aqui.
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO