Moda masculina: EEUU fue fuente inagotable de inspiración para los diseñadores

Estados Unidos resultó una fuente inagotable de inspiración para los diseñadores de moda masculina: camperas colegial o de aviador, camiseta de fútbol americano, vaqueros con la bandera estrellada y estampados con Marilyn Monroe tomaron las pasarelas de París.

Los estampados o bordados exóticos, con animales y vegetales, fueron otra de las tendencias más marcadas de la próxima temporada estival, en la que las fronteras entre los dos sexos tienden a hacerse difusas y los colores parecen haber enterrado al negro.

Moda masculina: EEUU fue fuente inagotable de inspiración para los diseñadores

La chaqueta bomber o de colegial

Kris Van Assche para Dior reinterpreta la chaqueta de aviador con forro naranja de los años 1950s que se habían apropiado los skinheads hace varias décadas y luego los gays, antes de pasar de moda. El diseñador belga lo reintroduce decorado con rosas bordadas en las mangas, o incluso poniendo el color naranja hacia afuera, en un exquisito modelo de piel de cocodrilo.

Versión "college" americano, con o sin mangas diferenciadas, la chaqueta estuvo en la pasarela de Givenchy. En Sacai también, con cuadros negros y rojos, para usar con bermudas. Estampada con formas curvas en la colección Hermes, se declina en color salmón o blanco con Pigalle. La chaqueta de Berluti es azul o gris perla.

Viva el deporte

A los invitados que se sentaron atrás les quedó poca visibilidad hacia la pasarela: los gigantes basquetbolistas de la NBA Amar'e Stoudemire, Russell Westbrook y Serge Ibaka estuvieron en primera fila de varios desfiles. En particular el de Balmain, frecuentado por otros deportistas como el futbolista Karim Benzema y el saltador de trampolín británico Tom Daley.

Moda masculina: EEUU fue fuente inagotable de inspiración para los diseñadores

En las colecciones también el estilo deportivo estuvo muy presente. Givenchy reinterpretó la camiseta de fútbol americano con cuello en V, que se lleva sobre un polo o una camisa, a veces decorado con estampados de Jesucristo. El diseñador italiano Riccardo Tisci transformó además unos pantalones vaqueros en bandera americana con las estrellas en una pierna y las rayas en la otra.

Con Louis Vuitton, las camisetas de béisbol bicolores con mangas largas se glorifican con sedas y bordados, al igual que el pantalón para entrenar. Alexandre Matiussi, creador de la marca AMI, propuso combinar pantalón deportivo y saco escocés. Las zapatillas blancas siguen de moda, con velcro sobre todo. Kenzo practica paracaidismo con correas que flotan al viento, conjuntos militares y carteles de "pull" (tire) en algunas prendas.

Estampados omnipresentes

Los estampados exóticos están definitivamente de moda: verdes y amarillos con las cotorras de Issey Miyake en camisas y musculosas. Louis Vuitton recurrió a bordados de aves de inspiración asiática.

La palmera o la piel de leopardo fueron motivos recurrentes en la colección Dries Van Noten. Pero la estrella fue Marilyn Monroe, presente en buena parte de los modelos, estampada en blanco y negro en shorts, pantalones, sacos y camperas. Balmain privilegió por su parte al tigre a la hora de vestir a sus elegantes exploradores, mientras que Lanvin mezcló color y estampados de animales. Paul Smith estampó un conejo en una camiseta y puso hormigas negras sobre un par de pantalones blancos. Los rombos estuvieron presentes en las colecciones de Dior, Sacai y AMI, mientras que Loewe buscó inspiración en los dibujos animados asiáticos.

Moda masculina: EEUU fue fuente inagotable de inspiración para los diseñadores

¿Hacia un guardarropa unisex?

En los desfiles de varias casas de moda hubo mujeres en la pasarela. Fue el caso de Balmain, que presentaba su primera colección masculina y aprovechó para mostrar parte de su temporada crucero de prêt-à-porter femenino. Givenchy también aprovechó del desfile masculino para presentar once siluetas de alta costura.

Por lo demás en muchos desfiles hubo figuras andróginas, como en el caso de Loewe. Gucci había marcado la tendencia en Milán con un desfile en el que vistió abiertamente a hombres como mujeres. En la pasarela de AMI, los dos sexos llevaban la misma ropa. El desfile de Hermes también estuvo marcado por cierta feminización, con delicados estampados floreados, pañuelos anudados en el cuello y pulóveres desabrochados en los hombros. (AFP)

Photos: Givenchy, Alexandre Mattiussi, Dries van Noten.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO