La empresa británica de moda Roman está muriendo de éxito después de generar un frenesí en los medios de comunicación social sobre el color de uno de sus vestidos. De hecho, las ventas del traje que alimentó el debate #TheDress se dispararon un 347 por ciento el pasado viernes.

"Puedo confirmar oficialmente que el color del vestido es azul con ribetes negros", dijo Michelle Bastock, directora de moda de Roman, durante una entrevista de televisión con la CNN, mostrando así los "verdaderos colores" de su empresa.

Sin embargo, no todo el mundo vio el vestido bajo la misma lente de color, ya que algunas personas estaban convencidos de que el vestido era negro y azul; otros mientras lo veían en blanco y oro.

Bastock, que llevaba el vestido durante su entrevista de CNN, dijo que planeaba comenzar a ofrecer una versión en blanco y oro y que estaría disponible en aproximadamente unos seis meses.

Así es como una pequeña empresa de moda británica se tornó en el punto de mira de los usuarios de redes sociales, en las que se generó un encendido debate sobre el color del vestido en cuestión.

Bastock dijo que el sitio web había lidiado bien con el aumento de las ventas y la atención en línea, y que "todavía tenemos el modelo en stock”, refiriéndose al vestido camaleónico, que venden por 50 libras.

Roman cuenta con 132 tiendas en todo el Reino Unido y se ha ido expandiendo a un ritmo frenético, abriendo un nuevo establecimiento cada semana.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO