• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Las polleras de Agus: ¿Cómo es trabajar con artesanos?

Moda

Las polleras de Agus: ¿Cómo es trabajar con artesanos?

Por Cynthia Ijelman

4 feb. 2021

Buenos Aires – La fundadora de la marca “Las polleras de Agus”, Griela Perez comenzó con el proyecto de confeccionar polleras tradicionales de Cusco para niñas en 2014, con el objetivo de rescatar la tradición cultural de estas prendas. La firma fue creciendo y hoy comercializa tanto en Perú como en el exterior. Parte del ADN de la marca tiene que ver con la revalorización del trabajo artesano y el rescate de las raíces peruanas.

Cuando comenzó con el proyecto, Griela quiso conocer a distintos artesanos de diferentes regiones del Perú, por eso “ciudad a la que iba, me dedicaba a conocer el arte y ver quién estaba detrás de las prendas y bordados típicos. Así empecé a conocer a distintos artesanos que estaban en lugares muy lejanos. Una de las cosas que hizo que me afianzara en este proyecto y creer en él fue ver la falta de apoyo que tenían estos artesanos al estar tan lejos y ver lo desconectados que estaban con el arte por falta de recursos económicos. Así que ellos prácticamente dejaban de lado todo este saber para dedicarse a otras actividades”, cuenta y agrega: “por eso mi lucha no solo fue por la identidad, sino también para que ellos tengan un medio para poder sostener a su familia, además de rescatar esta herencia cultural tan importante que nos estábamos olvidando”.

En 2019, empezaron a contactarse con la marca distintas Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) que ya tienen articulados a distintas comunidades en Perú. “Conocimos a una organización que trabaja con artesanos de la selva y ellos querían ayudarlos dándoles una capacitación para mejorar el diseño de sus artesanías, que hacen y guardan porque no hay quién las compre. Así que hicimos un proyecto para que ellos puedan convertir en algo utilitario las cosas que tienen guardadas, por ejemplo: portalentes, billeteras, bolsos. Y, además, los ayudamos con la venta de lo que producen”. La iniciativa fue un éxito porque lograron vender toda la primera producción.

El trabajo con esta organización continúa y ya han dado otra capacitación a dos grupos más y también le han enseñado a coser y bordar en un mes a mujeres de tres comunidades.

Fotos: Las polleras de Agus