Las marcas de lujo niegan acusaciones que las vinculan al maltrato animal
Las firmas de lujo denunciadas por la campaña de Igualdad Animal y Last Chance for Animals (LCA) han negado tener vinculación alguna con las granjas españolas denunciadas por tratar con crueldad a los conejos cuyas pieles se usan luego enprendas de moda.

La organización animalista lanzó una campaña mundial para instar a las firmas de moda que dejen de vender prendas fabricadas en piel tras una investigación encubierta de dos años en granjas de conejos de España.

Para ello ha publicado una petición a las compañías implicadas, entre las que se encuentran Burberry, Dior, Armani, Saint Laurent, Louis Vuitton, Marc Jacobs, y Diane Von Furstenberg.

LCA e Igualdad Animal lanzaron su campaña on line la semana pasada, basada en una investigación de dos años en 70 granjas de pieles de conejo en España, más concretamente en Cataluña, y saca a la luz la crueldad involucrada en el comercio de pieles

De acuerdo con la campaña, los investigadores encubiertos fueron testigos del confinamiento de los animales en pequeñas jaulas, de "crueles maltratos de los trabajadores hacia los conejos hasta dejarlos a punto de morir”, y de animales “lisiados, enfermos y gravemente heridos”.

“La investigación revela lo que sucede en todas las industrias peleteras del mundo, que los animales sufren a manos de una industria violenta y sangrienta”, explicó la portavoz de Peta Reino Unido, Hannah Levitt a FashionUnited. “

Burberry, Yves Saint Laurent y Dior niegan reclamos

Un portavoz de Burberry ha subrayado que la casa de moda “no tiene relación con las granjas mencionadas en la denuncia” y añade que “Burberry condena enérgicamente las prácticas en los vídeos de la campaña en los que se muestra un comportamiento cruel e ilegal”. Fuentes de Burberry han asegurado que todas las materias primas naturales están seleccionadas muy cuidadosamente “dentro de nuestros esfuerzos por salvaguardar las normas acordes a nuestra política de comercio ético”.

Por su parte un portavoz de Christian Dior también negó las acusaciones y dijo que “la Casa de Dior nunca ha tenido ningún trato con la empresa involucrada en estos hechos. La Casa Dior está profundamente conmocionada por las imágenes documentadas, éstas van en contra de nuestros valores y prácticas”, y subraya que “todos nuestros productos de piel respetan plenamente las directrices de la UE”.

El martes, un portavoz de Saint Laurent habló con la revista Vogue británica, en relación a las investigaciones internas que ha hecho la marca. “A raíz de una investigación a fondo, podemos confirmar que Saint Laurent no está conectada de ninguna manera, ya sea directa o indirectamente, a Curticub (una de las empresas denunciadas). Los equipos de Saint Laurent trabajan continuamente para encontrar maneras de asegurar un alto nivel de bienestar de los animales”. En línea con su compromiso con la sostenibilidad, Saint Laurent ha desarrollado unas “Directrices de peletería” que se distribuyen de forma sistemática a los proveedores directos.

La campaña exige detener todas las ventas de piel

Pero los impulsores de la campaña no están satisfechos con estas declaraciones. “A pesar de que se estableció contacto con las firmas de moda varias veces antes, y después de la presentación de la investigación, en ningún momento hubo una respuesta satisfactoria, y todas negaban su relación con Curticub o Galaico Catalana”, dijo Sharon Núñez, directora ejecutivoa de la LCA. “Algunas de las marcas que responden ahora, nos hacen dudar de la veracidad de sus afirmaciones, sobre todo si se tiene en cuenta la cantidad de detalles que el proveedor presenta”, añade.

Si las marcas de moda en cuestión van a reducir el uso de piel aún está por verse, ya que la tendencia ha sido testigo de un resurgimiento en las últimas temporadas en la pasarela, con marcas como Alexander McQueen, Christopher Kane, y Roksanda Ilincic incorporando la piel a sus diseños.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO