• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • La firma española Oteyza redefine sus códigos en su primera colección poscovid

La firma española Oteyza redefine sus códigos en su primera colección poscovid

Por AFP

10 jul 2020

El confinamiento fue "una catástrofe absoluta" para una firma como la española Oteyza, afirma su fundador Paul García, que este jueves presentó en la Semana de la Moda Masculina de París una colección que redefine sus códigos, con la vista puesta ya en la recuperación.

En este inédito calendario de desfiles digitales, privado de la pasarela física debido a la covid-19, cada marca presenta un video en formato libre. Y la firma que se dio a conocer invitando a sus pases al Ballet Nacional de España o incluso a un rebaño de ovejas, volvió a cuidar la puesta en escena en su filme de apenas tres minutos grabado en Madrid.

En el centro cultural Conde Duque, los modelos se mueven envueltos en un halo poético, siempre hacia arriba, como buscando la luz que brilla en la azotea. Lucen chaquetas desestructuradas con líneas geométricas, pantalones-falda, cuellos altos impolutos, sombrero cordobés, espadrillas.

Para esta firma madrileña que se propone acabar con el feísmo y romper con la tendencia del chándal en la pasarela, la nueva colección "Zagal", la segunda que presenta en el marco de la Semana de la Moda de París, es una oda al trabajo del artesano y a la elegancia que se mueve entre tradición y vanguardia, con el empleo de materias como la lana, la angora y el lino irlandés.

Negro, blanco, tonos crudos... las prendas de Oteyza rehúyen las estridencias para la próxima primavera-verano, aunque la nota excéntrica la pone un modelo vestido con un conjunto de dos piezas color mostaza, camiseta marinera roja y blanca, que sujeta un jamón y un cuchillo como si se dispusiera a tocar el violín.

Del Tokio urbano al carácter rústico

"Hicimos un ejercicio de refundación de nuestras piezas icónicas", puesto que "nos dimos cuenta de que tenían una gran capacidad de transformación", explica a la AFP Paul García de Oteyza, que en 2011 fundó la firma junto a su pareja, Caterina Pañeda, con la apuesta de recuperar y modernizar los patrones históricos de la sastrería española, como capas, paños y sombreros.

"Es lo que Karl Lagerfeld hizo toda la vida: dar la vuelta a los códigos de Chanel, manteniendo siempre la coherencia de la marca", resume.

En "Zagal" se encuentran así expresiones del "Tokio urbano", "guiños asiáticos", pero también "brotes rústicos españoles". "Esto nos va a permitir contar con nuevas líneas de trabajo, ha sido un bonito ejercicio" durante el confinamiento.

Pero este periodo también estuvo plagado de dificultades para la pareja, padres de tres niños de corta edad, a los que la pandemia confinó durante tres meses. "Fue muy duro. Y la tienda y el negocio, una catástrofe absoluta", explica el diseñador.

Menos de un mes después de la reapertura de su comercio en Madrid, Paul García percibe sin embargo señales alentadoras y considera que las marcas como la suya, que ofrecen un "valor añadido", podrán capear más fácilmente la crisis.

Compras "más pensadas"

"Tenemos la suerte de contar con un producto muy específico. No competimos en volumen y precio, seguramente serán estas marcas las que saldrán muy tocadas", afirma.

Aunque por ahora no volvieron todos los clientes, "sigue habiendo interés y sobre todo se trata de compras que no son en caliente, sino más pensadas".

Oteyza presentó su colección en el primer día de la Semana de la Moda Masculina, que tomó el relevo del calendario de la alta costura. A falta de pasarelas, la Federación de la Alta Costura y de la Moda de Francia abrió una plataforma digital para los pases virtuales, con acceso abierto (https://parisfashionweek.fhcm.paris/en/).(AFP)

CORONAVIRUS
la semana de la moda masculina de paris
OTEYZA