La experiencia de una emprendedora de moda que busca el impacto social

Buenos Aires - “Quería hacer un proyecto de moda que tenga impacto, que sea más que compra y venta. Poner un granito de arena en Perú y en Latinoamérica” dice Priscilla Mendoza, la fundadora de la marca “The 13 snake Project”. La firma nació en 2019 bajo el concepto de sostenibilidad y participa de varias campañas de ayuda social. Hoy vende a través de su tienda e-commerce y ya tiene presencia en locales de Estados Unidos, Bélgica y Alemania.

FashionUnited tuvo la oportunidad de conversar con la ingeniera industrial y diseñadora que eligió la moda como camino para lo social.

La experiencia de una emprendedora de moda que busca el impacto social

¿Cómo fue el comienzo de la marca?

La lanzamos en noviembre de 2019, pero ya en febrero de ese año empezamos a trabajar en el concepto de lo que queríamos hacer. Para la presentación tuvimos una pasarela en una galería de Lima.

¿Desde un principio planteaste a la marca como sostenible?

Sí, es mi primera marca. Venía trabajando en la producción para otras firmas y con varios diseñadores que se dedican a la moda sostenible.

La principal materia prima que usamos es el algodón orgánico peruano y eso quiere decir que para su producción se usa alrededor de un 70 por ciento menos de agua que para el algodón convencional. Eso es importante porque hay un ahorro de recursos, además se utilizan semillas no transgénicas y el cultivo es manual. Es decir, que en vez de que venga una máquina se le da trabajo a la gente para la recolección.

La experiencia de una emprendedora de moda que busca el impacto social

Además, los T-shirts, poleras y sudaderas son teñidos a mano, ninguna prenda es igual y son piezas artesanales desde la fibra, desde el teñido, hay detalles bordados a mano.

Además de lo sostenible, hay un interés en dejar una huella en lo social…

Nuestro slogan es “La revolución” y se refiere a aquella revolución que viene de uno mismo y que si no haces ese viaje de introspección es difícil que se pueda hacer un cambio desde afuera. Esa es un poco la idea que queremos transmitir: que te veas a ti mismo para ser un agente de cambio.

Es muy importante para nosotros el tema social. Por ejemplo, estamos con una campaña en la que por cada T-shirt que se compre, 10 dólares se donan a las “ollas comunes” (comedores). La donación la hacemos entre la marca, personas particulares y algunas empresas que se han unido a la iniciativa. También tenemos planeado un proyecto para involucrar en la producción a madres cabeza de familia y así crear oportunidades para personas que están en condiciones de vulnerabilidad.

La experiencia de una emprendedora de moda que busca el impacto social

¿Cómo son los procesos de confección?

Estoy involucrada en la parte de manufactura y en la parte creativa. Los talleres grandes funcionan para las empresas que tienen producción semanal y que están en constante trabajo. Pero nosotros trabajamos con un taller pequeño porque hacemos una colección atemporal por año.

También estamos haciendo unos sombreros de paja en la selva, en Rioja, donde nació mi mamá…es una herencia que data de 1890 aproximadamente, cuando se tejían a mano sombreros de manera artesanal. Es una práctica que se está perdiendo porque las artesanas que tienen más habilidad no se lo están enseñando a las nuevas generaciones. Así que estamos tratando de rescatarlo para que no se pierda. Mi mamá está llevando adelante ese proyecto, el objetivo es enseñar a trabajar colaborativamente a la gente del pueblo porque la materia prima que hay es de lujo.

La experiencia de una emprendedora de moda que busca el impacto social

¿De qué manera comercializas?

Tenemos una página web desde la que hacemos envíos a todo el mundo. Además, estamos en tiendas de Estados Unidos, Bélgica, Alemania y vamos a entrar en una plataforma online que se llama Equal Hands, de origen americano. En Lima, pronto vamos a tener un espacio en una galería en la zona de Barranco.

¿Cómo elegiste el nombre de la marca?

La experiencia de una emprendedora de moda que busca el impacto social

“The 13 snake project” tiene que ver con los animales que cambian de piel y evolucionan. Nosotros estamos en constante evolución y es algo importante para que haya revolución. El 13 no representa un numero bueno para la religión católica, pero para muchas otras culturas es de buena suerte, así que está relacionado con el no creer en todo lo que te dicen, abrir la mente e investigar más. Y, “Project” porque empezamos como una marca de moda, pero queremos dar un paso más allá, llevar adelante muchos proyectos sociales y tener a la moda como “vía” para seguir haciendo distintas iniciativas.

Fotos: The 13 snake project

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO