Las zonas de producción algodonera en Siria quedaron bajo el control del grupo Estado islámico (EI), una situación que preocupa a los fabricantes franceses de ropa, atentos a su imagen, aunque las posibilidades de hallar en las prendas ese algodón "Made in EI" son escasas. Además del petróleo y del trigo de las llanuras cerealeras, los yihadistas han tomado el control de "tres cuartas partes de la producción de algodón", del que Siria era un exportador relativamente importante antes de la guerra, indicó a la AFP Jean-Charles Brisard, especialista del financiamiento del islamismo.

En las grandes casas de moda de París, el tema preocupa. Pidiendo el anonimato, una encargada de aprovisionamiento de una prestigiosa firma de alta costura afirma ser particularmente vigilante con la procedencia de las telas. "Nuestro proveedor habitual envió este verano rollos de tela sin los documentos de origen, le pedimos a los talleres que no los utilicen hasta que recibamos los certificados necesarios", explica, agregando "¡¿Se imaginan? Encontrarnos con un algodón provisto por EI!"

Y es que cerca de las zonas controladas por los yihadistas está Turquía, segundo proveedor de textiles de la Unión Europea. Lo que preocupa hoy es la posibilidad de que mayoristas turcos utilicen algodón vendido a bajo precio por el grupo Estado Islámico. Turquía, importadora de algodón para la fabricación de ropa, tiene entre sus principales proveedores a "Estados Unidos, Grecia, Uzbekistán, Egipto e...históricamente Siria", señala Emmanuelle Butaud-Stubbs, de la Unión francesa de Industrias Textiles.

Las exportaciones de algodón sirio hacia Turquía progresaron enormemente en los años 1990, y empezaron a disminuir en 2008. Según productores sirios contactados por la AFP, el EI enviaba hasta hace muy poco tiempo a Turquía algodón bruto cultivado en las regiones de Raqqa y Deir ez-Zor (es decir un tercio de la producción siria). Pero en los últimos tiempos, Turquía rehusó oficialmente recibir ese algodón, por razones no conocidas (quizá presiones estadounidenses), según las mismas fuentes.

Por ello, el EI vende ahora el algodón a intermediarios, que lo transportan a centros de desgranado del algodón bruto en regiones controladas por el régimen de Bashar al Asad, porque el desgranado, al igual que la exportación, es monopolio estatal en Siria. Esos centros se encuentran principalmente en Hama y Homs. A raíz del conflicto, "es difícil saber lo que pasa exactamente en la zona. Si algodón sirio pasa a Turquía, transita probablemente por canales no oficiales", estima José Sette, del ICAC, organismo que agrupa a países productores y consumidores de algodón y al que Siria adhería hasta 2013. El conflicto hizo que se hundiera la producción, que pasó de 600.000 toneladas por año a entre 70.000 y 100.000 actualmente, de las cuales 3.000 son exportadas oficialmente, según estimaciones del ICAC. "Incluso suponiendo que toda la producción siria (...) pase a Turquía, lo que es muy improbable, eso representaría sólo el 5% del algodón utilizado por ese país", afirma Sette, que considera "injusto" empañar la reputación de la industria textil turca por una "cifra tan pequeña y vaga". "Dados todos esos elementos (...) la proporción de productos algodoneros manufacturados importados por Francia de Turquía y realizados a partir de algodón sirio procedente de los campos controlados por EI es cercana a cero", estima Butaud-Stubbs. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO