Inditex defiende su sistema de control de cadena de suministro en Brasil

Inditex “garantiza con firmeza” que su cadena de suministro en Brasil se desempeña de acuerdo a los estándares laborales internacionales, en referencia al informe de SOMO y Repórter Brasil según el cual los mecanismos de control de la textil no son aún suficientes para evitar violaciones a los derechos de los trabajadores en los talleres que subcontrata en ese país.

A partir de la denuncia de los inspectores del gobierno federal en Brasil realizadas en 2011, cuando descubrieron a 15 inmigrantes que trabajaban y vivían en “condiciones deplorables” en talleres subcontratados por Inditex, Zara Brasil fue multado y el grupo gallego se comprometió a mejorar las condiciones mediante el control de su cadena de suministro más de cerca.

Al respecto Inditex ha señalado que “la mayor parte de estas irregularidades fueron identificadas y corregidas por el sistema de auditoría de Inditex, que realizan tres prestigiosas firmas independientes de consultoría internacional (SGS, Intertek y Apcer), y por el que se han realizado más de 2.800 auditorías en este mismo periodo”. Por este motivo, la empresa “puede garantizar con firmeza el correcto desempeño de esta cadena de suministro de Brasil de acuerdo con los más exigentes estándares laborales internacionales”, subrayó.

Asimismo afirmó que las actuaciones de la Inspección de trabajo de Brasil mencionadas en el informe no se refieren en ningún caso a “prácticas de esclavitud”, sino a irregularidades laborales pasadas de carácter administrativo aparentemente detectadas en empresas brasileñas proveedoras de Inditex a lo largo de un largo periodo de tiempo que va de junio de 2012 a Abril de 2015”, y que fueron corregidas.

Inditex recalca los esfuerzos

La empresa explicó que la producción para Inditex “representa apenas el 15 por ciento de la actividad de estas empresas, que destinan el 85 por ciento restante de su capacidad de producción a la fabricación de productos para otros clientes, mayoritariamente marcas brasileñas de vestuario”. Por eso “llama la atención el hecho de que ninguna otra marca haya sido mencionada en relación con las supuestas irregularidades, así como que en todo el periodo transcurrido desde 2012 no haya habido ningún informe de las autoridades, ni a Inditex ni, en muchos casos a las propias empresas inspeccionadas”.

Añadió que hasta el momento, Inditex no ha recibido notificación de sanciones, y que “en base a las inconsistencias encontradas en el informe de la inspección, Inditex ha recurrido este informe de la Inspección de Trabajo de Brasil. Entre ellas se encontraría la mención en el informe a cinco empresas que nunca han sido proveedores de Inditex (y que reúnen una parte relevante de las infracciones identificadas)”.

Por otra parte resaltó que en el informe de SOMO y Repórter Brasil se “recalca los esfuerzos y procedimientos implementados como un modelo de referencia en la revisión de la cadena de suministro”. En este sentido, hace referencia a un apartado del informe en el que se señalan varias acciones positivas de la textil como “un significativo incremento de inspecciones a sus proveedores y subcontratistas, la creación de un manual de buenas practicas para sus proveedores, la promoción de inversiones en proyectos en comunidades de inmigrantes, el anuncio de la iniciativa “Made in Brasil” con un código QR para rastrear la cadena de producción de todas las marcas y la creación de una línea para denunciar casos de discriminación o de condiciones de trabajo análogas a la esclavitud.

Foto: Inditex

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO