• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Hana Sadiq, una oda árabe a la moda

Hana Sadiq, una oda árabe a la moda

Por AFP

30 abr 2022

Moda

Imagen: Khalil MAZRAAWI / AFP

Amán, Jordania - Hana Sadiq mezcla la caligrafía árabe, los versos amorosos con colores brillantes para crear prendas femeninas tradicionales con un toque contemporáneo, muy apreciadas por celebridades de todo el mundo, pero que conservan las raíces de su Irak natal.

Desde la vecina Jordania, donde vive, Sadiq cose versos de grandes poetas como el palestino Mahmud Darwich y el sirio Nizar Qabbani, con diferentes estilos de caligrafía, desde el elegante diwani a las formas geométricas cúficas.

"La caligrafía árabe es la más bella de las caligrafías", cuenta entusiasmada esta diseñadora, quien hace 25 años fue la primera en llevar las líneas desestructuradas de las letras árabes a las pasarelas más populares del mundo.

En su casa taller del centro de Amán, Sadiq recuerda que fue en las fértiles orillas del río Éufrates, en el actual Irak, donde se utilizó una escritura por primera vez en la historia de la humanidad.

Sin estos inicios mesopotámicos, "las otras civilizaciones no existirían", asegura a AFP la creadora de 72 años, luciendo el cabello suelto, con collares coloridos e imponentes pendientes que enmarcan su rostro.

"Imitamos a Occidente"

Antes de estudiar moda en París, Sadiq obtuvo un título en literatura francesa y ahora divide su tiempo entre Amán y París.

Sus colecciones suelen recorrer Europa y Estados Unidos, pero es durante sus giras a Oriente Medio que Sadiq llena sus maletas de joyas tradicionales de plata, telas y prendas de vestir.

Esos tesoros le sirven de inspiración y también como registro de un patrimonio que ella ha recopilado en una obra titulada "Vestimenta y joyas árabes: una herencia universal".

Sus caftanes exhiben una paleta de colores ricos y vivos a la imagen de los "vestidos hachemitas" tradicionales de Irak que llevaba su abuela antes de desfilar "orgullosa como un pavo real", asegura.

Esta prenda popular, una fina tela negra adornada con flores doradas o plateadas con mangas amplias transparentes, eran un componente básico de la vestimenta iraquí a mediados del siglo pasado.

Aunque las creaciones actuales de Sadiq son usadas por la realeza árabe y europea, todo empezó en la tienda de textiles de su abuelo en Bagdad, donde se codeaban vendedores de telas y de bordados llegados de Turquía, Irán e India.

"La moda árabe cubre el cuerpo de las mujeres pero sigue siendo muy femenina", asegura Sadiq.

Para la creadora, las prendas occidentales han inundado el mercado, aunque que no sean el mejor corte para las mujeres árabes.

"Es el resultado lamentable de la globalización (...) Imitamos a Occidente en todas las esferas, la arquitectura, el mobiliario, la ropa y la comida", lamentó.

"La directriz que marca mi trabajo es permitir que las mujeres sigan siendo femeninas y atractivas, quiero que cuando una mujer pase frente a un hombre, él se fije y vea su belleza", afirmó.(AFP)

Irak
Jordania