Camboya ha elevado el salario mínimo de los trabajadores de la industria textil un 28 por ciento, pero los sindicatos entienden como insuficiente la medida y han amenazado con nuevas convocatorias de huelga.

Meses atrás las calles de la capital de Camboya eran escenario de violentos enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y los trabajadores de las empresas de confección que declararon una huelga.

Ahora, el Ministerio de Empleo ha establecido que el salario mínimo sea de 123 dólares (unos 98 euros), en comparación con el salario actual de 100 dólares (80 euros). Los sindicatos independientes pedían que el incremento llegase hasta los 140 dólares (112 euros).

Camboya ha experimentado en los últimos años un fuerte crecimiento del sector textil con empresas como Gap, Nike o H&M, lo que ha generado medio millón de puestos de trabajo y una producción por valor de 5.000 millones dólares al año (poco más de 4.000 millones de euros).

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO