Estilo masculino con toque femenino en las pasarelas de Milán

Los modistos se han inspirado en el mundo masculino en el segundo día de desfiles en Milán de prêt-à-porter femenino para el otoño/invierno 2015-16. Del hombre han tomado telas y volúmenes y los han transformado en sensualidad femenina.

El armario del próximo invierno hará honor a los abrigos, parkas, impermeables, chaquetas y pantalones en tonos gris y beige austeros o cortados en telas típicamente masculinas, desde el tweed al terciopelo. En Prada, los trajes y abrigos en tweed, príncipe de Gales y otras espigas son coloridos y juveniles. Chaquetas y abrigos sin mangas, como chalecos, dejan ver las mangas cortas de las camisetas o microjerseys de brillantes coloridos, poniendo en valor los largos brazos finos de las modelos forrados con guantes de cuero, también de colores hasta los hombros. Los vestidos, abombados con finos tirantes y decorados con bandas verticales, injertos de piel de colores o lazos con grandes nudos en el hombro decorados con botones de estrás.

Estilo masculino con toque femenino en las pasarelas de Milán

Miuccia Prada recupera cierta despreocupación con esta colección fresca y ligera. Con sus gafas mariposa, sus microbolsos y sus zapatos de chillones colores, de tacón ancho y cuadrado, las maniquíes parecen salir directamente de un cuento de hadas galáctico. Están vestidas con ropa confeccionada en jersey especial con apariencia de neopreno (minichaquetas con grandes botones, pantalones ajustados muy cortos, trajes tipo azafata) de tonalidades caramelo acidulados con rosas, malvas, verdes, azules turquesa y azul cielo. "Se trata de una belleza genéticamente modificada" dice la diseñadora. Hasta las chaquetas y vestidos en piel de avestruz son de vivos colores. Con excepción de Prada, el minimalismo planea en los desfiles con look totales blanco o negro, salpicados de vez en cuando con piezas de rojo rabioso, como en Fendi, donde el rigor y la geometría sirven de hilo conductor.

Karl Lagerfeld firma una vez más para la casa romana una colección compuesta de conjuntos en su mayoría monocromos (blancos, negros, rojos y ladrillo). El cuero domina. El traje blanco con bolsillos cuadrados grandes así como las faldas al tobillo y los chalecos anchos color ladrillo resultan elegantes y a la vez actuales. También está en los delantales de trapecio de grandes tirantes o en la forma de chalecos más cortos o en un modelo marcial de herrero. Las propuestas se dulcifican al final del desfile con vestidos acolchados crema recortados de un edredón, y vestidos palabra de honor rosa palo igualmente acolchados.

Las modelos desfilan con botines de pelo y bolsos de los que sale un pedazo de strelitzia, mejor conocida como la planta ave del paraíso, único elemento excéntrico de una colección con pocos estampados y muchos colores neutros. El negro, color de la austeridad y la sobriedad, reina en toda la colección de Costume National, un desafío para un invierno oscuro. Chalecos y chaquetas de smoking están compaginados con una minifalda, mientras la cazadora de cuero acompaña un vestidito de punto. La chaqueta de hombre se lleva con un pantalón superajustado. El traje de banquero es como un caleidoscipio de rayas más o menos finas y se transforma en traje-legging. Para la noche, un vestido de nailon con cremallera asimétrica será una buena opción.

Homenaje a Marylin Monroe

Max Mara rinde homenaje en cambio a la sensualidad de Marylin Monroe a través de sus abrigos. También se inspira en el jersey de lana ancho de hombre que amaba emplear la actriz, según las fotos tomadas en 1962 en una playa invernal y proyectadas sobre el telón de fondo de la pasarela.

Estilo masculino con toque femenino en las pasarelas de Milán

Como es tradicional, la colección está dominada por los colores pastel, el camel o arena, algo de rosa antiguo y azul pálido y como siempre negro, blanco y gris. La célebre firma italiana cuenta con su prenda más codiciada, el abrigo, objeto de deseo de toda mujer. Para el invierno 2015-2016, Max Mara propone el sobretodo ancho, muy ancho, casi como una capa que abraza delicadamente a la mujer después de un baño frío en el océano.

Los abrigos de Max Mara son en cachemira, alpaca, seda acolchonada, mientras los zapatos son planos y las gafas de intelectual. El viernes es el turno de Blumarine, Emporio Armani, Etro, Marco de Vincenzo y Versace. En total serán presentadas 151 colecciones en 68 desfiles y 80 presentaciones. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO