Elogio del diseñador italiano Antonio Marras a los migrantes de ayer y hoy

Conocido por sus colaboraciones con el teatro y el cine, el estilista italiano Antonio Marras invitó al público este viernes en la Semana de la Moda de Milán a emprender un viaje imaginario en un trasatlántico con los migrantes de ayer y hoy.

La historia, contada en un pequeño folleto distribuido al espectador, con actores y bailarines y animada con las notas de un piano, narra la vida de John Marras, un antepasado del modisto, del que no sabemos si realmente existió. El estilista, que vive en la isla de Cerdeña, quiso rendir homenaje a todos los migrantes, a aquellos que partieron hacia Estados Unidos a comienzos del siglo XX, muchos de ellos italianos, así como a aquellos que llegan ahora a Europa.

Algunos modelos desfilan en calzoncillos, en una clara alegoría a esos hombres que dejaron todo para atravesar mares y cumplir el sueño de tener una vida mejor. "En primera clase viajaban hombres de negocios elegantes y nobles enjoyadas, en segunda clase comerciantes y mujeres en busca del príncipe azul y en tercera, era dolor y angustia", resume el diseñador. Para narrar esos mundos, el modisto propone una colección ecléctica, con chaquetas de hombre elegantes, algunas en Príncipe de Gales, y mujeres con trajes adornados con encajes, joyas, perlas, tul. Todo es impecable, riguroso y elegante, se trata de viajeros que parten hacia nuevos destinos y sueños.

La meritocracia, según Versace

Elogio del diseñador italiano Antonio Marras a los migrantes de ayer y hoy

"Algunas personas nacen en la realeza. Otras se convierten en reinas por sus propios medios", fueron las palabras que usó Donatella para presentar su colección. Su tesis de que hay mujeres que construyen su identidad mediante la pasión y el estilo, la demostró con los leitmotiv de la marca: el color, la unidad y el presente. En la pasarela desfilaron mujeres con telas escocesas con combinaciones atípicas como el amarillo y violeta, el azul y rojo, con toques iconoclastas como bufandas de un equipo de fútbol. La casa decidió hacer un guiño a los "millennials" con deportivas extra grandes inspiradas en el baloncesto y con trajes atados, modelos que recuerdan al uniforme de colegiala y vestidos de noche ultra coloridos.

Elogio del diseñador italiano Antonio Marras a los migrantes de ayer y hoy

El toque de Cavalli

La nueva colección otoño-invierno de la firma Cavalli, a cargo del diseñador inglés Paul Surridge, cuenta con el toque personal del fundador de la casa, Roberto Cavalli. La opulencia sexy y bohemia que caracteriza la marca es interpretada por el nuevo director creativo, que confiesa suele inspirarse en los archivos y diseños del fundador. "La colección cuestiona la noción de glamur moderno y lo que ello significa", explicó a la AFP el estilista poco antes del desfile. "La confianza en sí mismo es para mí la clave para lograr una actitud sexy, pero para ello es necesario sentirse cómodo con el propio traje. Sin esa comodidad, corres el riesgo de ser vulgar", explicó. Surridge, inspirándose en Cavalli, usa pieles, animales estampados, cebras, pantalones bordados, abrigos, pero con algo más contemporáneo. Algunos trajes caen ajustados, pero sin caer en la vulgaridad, ya que son muy urbanos. "Para el color, clave en el vocabulario de Roberto Cavalli, me inspiré en los vidrios de Murano", confiesa Surridge, que propone morados, rojos y azules. (AFP)

Fotos: Antonio Marras & Versace AW18 / Catwalkpictures
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO