El optimismo reina en Milán con supermoderna sede para Semana de la Moda

El optimismo reina en Milán gracias a la reactivación de la economía italiana y a la inauguración de la supermoderna sede de la Semana Moda en el sofisticado distrito de negocios de Porta Nova.

Emblema en Europa de desarrollo urbano sostenible, con sus torres sin emisiones de CO2 y redes eléctricas inteligentes, los desfiles en la plaza diseñada por la arquitecta Gae Aulenti abren una nueva etapa para la moda italiana.

En ese nuevo centro de negocios, ubicado en el centro-oeste de la ciudad, donde se encuentra la torre más alta de Italia, que alberga la sede de UniCredit, el primer banco del país y nuevo patrocinador de la Semana de la Moda, serán presentados a partir del miércoles buena parte de las nuevas colecciones para la primavera-verano 2016.

"Este es el año de la transición, marcado por el paso de la tradición a la modernidad, con desfiles por primera vez en una Milán nueva, simbolizada por la Plaza de Aulenti", explicó Cristina Tajani, asesora de la alcaldía para el sector moda. "Además es un año importante porque se lleva a cabo durante la Exposición Universal que se celebra en la ciudad", agregó.

Fashion hub

La nueva edición de la Semana de la Moda contará también con un "Fashion Hub", un centro neurálgico para el lanzamiento de nuevos diseñadores, una sala de prensa, un auditorio multifuncional y el llamado "The Mall" para sus anfitriones con la programación de espectáculos y presentaciones.

Se trata de la nueva cara que revelará la Semana de la Moda de Milán, que programó unas 170 colecciones con 70 espectáculos y 88 presentaciones. El calendario contará como siempre con las grandes firmas de la moda italiana como Gucci, Giorgio Armani, Prada, Moschino, Fendi y Max Mara, algunos de los cuales presentarán sus colecciones en sus imponentes sedes históricas.

El optimismo reina en Milán con supermoderna sede para Semana de la Moda

A ello se suman los desfiles programados fuera del calendario oficial, así como numerosas actividades paralelas, como veladas especiales, iniciativas culturales, inauguraciones de tiendas o exposiciones, entre ellas la dedicada a la alta costura y titulada "Bellissima. La Alta Moda de Italia de 1956-1968". El desfile más esperado es, sin duda, el de la casa Roberto Cavalli. Después de 45 años en el cargo, su fundador, el diseñador del mismo nombre, cedió la mano.

Cavalli vendió su marca al fondo de inversión italiano Clessidra y la dirección artística pasó al diseñador noruego Peter Dundas, que dará a conocer su primera colección el sábado.

Resultados económicos positivos

Al inusual clima efervescente han contribuido los resultados económicos positivos. Después de registrar el año pasado una facturación total de 61,2 millones de euros, 3 por ciento más en comparación al 2013, la industria de la moda italiana calcula un crecimiento del 5,5 por ciento para este año, según estimaciones de la Cámara de la Moda.

"La moda italiana se benefició de un dólar fuerte y de un retorno de la confianza por parte de los consumidores europeos y estadounidenses", sostiene Gaetano Marzotto, líder del grupo textil Marzotto.

"En China los artículos de lujo - relojes y joyería especialmente - han sufrido una caída en las ventas debido a las medidas contra la corrupción, pero los productos de lujo más accesibles, con el sello Made in Italy, han aguantado", comentó. "En Italia nos hemos despertado", resumió Giuseppe Angiolini, presidente honorario de la Cámara de compradores italiano. (AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO