• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Dior Homme funde códigos callejeros y burgueses para el verano 2016

Moda

Dior Homme funde códigos callejeros y burgueses para el verano 2016

Por AFP

28 jun. 2015

Los códigos callejeros y burgueses del vestir se mezclarán con elegancia el próximo verano en la colección Dior Homme, presentada este sábado en París por el diseñador belga Kris Van Assche.

Unos 2.000 rosales decoraron las instalaciones del Tennis Club de París, en el oeste de la capital francesa, en uno de los eventos más esperados de la moda masculina primavera-verano 2016. "A Monsieur Dior le gustaban mucho las rosas blancas. ¡Y a mí también!", comenta el creador belga, al mostrar a la AFP su colección de 46 conjuntos. Las flores reaparecen en los modelos como referencia inconfundible al fundador de la marca, bordadas en chaquetas de aviador o "bombers", una prenda que habían adoptado los skinheads décadas atrás, reapropiada luego por los gays y que ahora regresa a la calle con el toque de elegancia Dior.

En sentido contrario, los clásicos pulóveres con motivos de rombos escoceses "argyle", emblemáticos del vestir burgués, recorren el camino inverso, para asociarse a estampados de camuflaje militar, otro clásico del "streetware".

Desorden y orden secreto

Esa ambivalencia busca, según Van Assche, "redefinir el estilo de la burguesía joven que recibió de sus padres todos los códigos del saber vestirse y los hace propios, los mezcla con los de la calle, convirtiéndolos en algo más 'cool'".

No en vano esta colección, deliberadamente "diurna", que apuesta a una forma distendida de vestirse "como de fin de semana" incluso los días de trabajo, fue presentada bajo la divisa: "En todo desorden hay un orden secreto". Juega además con el contraste entre lo interior y exterior, inspirándose en la obra de la norteamericana nacida en Canadá Kristin McKirdy, cuyas cerámicas de aspecto rugoso por fuera reservan sorpresas de texturas lisas y colores vivos por dentro.

Del mismo modo, el clásico color naranja de la chaqueta de aviador está presente en varios modelos, por dentro o por fuera. En la versión Dior la "bomber" está decorada con motivos florales bordados en la manga. Según Van Assche, la prenda resume muy bien toda la colección y su idea "de hacer más noble el estilo callejero". O un traje azul y camisa celeste que sorprende con su cuello de polo. El hombre veraniego de Dior está "a dos minutos de irse de fin de semana". Una pieza clava del guardarropa 2016 será el blazer azul marino. "Es la idea que yo me hago de un hombre elegante y distendido", explica Kris Van Assche.

Karl Lagerfeld, presente en primera fila entre los invitados, elogió la colección tras el desfile. "Muy buena", comentó a la AFP el "kaiser" de la moda. "Me convertí en cliente, es la mejor señal", agregó.

Blazer y parka reinterpretados

Los rombos escoceses fueron otro hilo conductor. "Me gusta jugar con los códigos de la burguesía", insiste el belga. Y aclara: "Para mí no es un término despectivo, sino que puede encarnar el lujo y la elegancia francesa". La parka militar, elegantísima por fuera, tiene un forro estampado con camuflaje, motivo también observado en el universo del lujo en las colecciones Valentino.

El hombre estival de Dior osa a veces la carta del color, sobre todo en materias exóticas, como un ligero sobretodo amarillo en piel de avestruz o una chaqueta de aviador naranja en cocodrilo. "Voy al extremo de lo que hago", asegura Kris Van Assche. "Cuando hago un esmóquin llego hasta el frac, cuando hago 'sportsware' voy hasta el 'bomber'". El juego de contrastes persiste en el calzado: un mismo par, según como se lo mire, combina elementos clásicos y estética "punk". En materia de accesorios, varios chicos Dior desfilaron con colgantes y amuletos de mano realizados por Kristin McKirdy. (AFP)