De celebridades a diseñadoras de moda II: Mary-Kate y Ashley Olsen

En la escena social de Los Ángeles, muchas celebridades han utilizado su condición de estrellas para llegar lejos en la industria de la moda. Tal es así que, hoy en día, varias casas de moda, colecciones e incluso diseñadores, provienen del selecto grupo de los “más famosos de Hollywood”.

Aunque en el reino de entretenimiento, son varios los actores y actrices que consiguen subirse a la ola de su estatus en la cultura pop para llegar conquistar otras cotas en el mundo de la moda, no quiere decir que el resultado sea siempre del el éxito automático. Sin embargo, son varias las celebridades - Nicole Richie, Lindsay Lohan, Victoria Beckham, etc. - que han roto el molde en el codiciado mundo de la moda, consiguiendo mantener su estrellato en esta industria.

De celebridades a diseñadoras de moda II: Mary-Kate y Ashley Olsen

Más allá de lanzar nuevas colecciones o de diseñar nuevos conceptos, estas celebridades o famosos, han logrado superar sus cinco minutos de gloria para establecerse en el competitivo de la moda, consagrándose como referencias del sector. Ya sea gracias a una nueva visión de la moda o al anticipo de detalles meticulosos que darán forma a una nueva y, en ocasiones, sacrosanta colección; estas estrellas han conseguido convertirse en nuestros ídolos, iconos e incluso magnates del mundo de la moda. La pregunta que nos seguimos haciendo es ¿Cómo llegaron allí?

Dos celebridades que han hecho esta transición desde la fama del estrellato a la de la moda sin problema son dos hermanas que han trabajado en la industria del entretenimiento desde principios de los 90: Las gemelas Olsen.

Mary-Kate y Ashley Olsen probablemente siguen siendo las gemelas que más destacan a día de hoy en la industria de la moda. Ambas adquirieron su fortuna y reconocimiento tanto en televisión como en la industria de la moda. Lo más notable en su carrera televisiva fue su papel en la comedia ‘Full House’, que les sirvió de trampolín para labrarse sendas carreras como respetadas magnates de la industria de moda. Todo comenzó cuando los dos eran unas niñas.

Desde sus inicios como estrellas infantiles, el de las gemelas Olsen ha sido un viaje permanente para abrirse camino en moda. Aunque no han sido las únicas estrellas de la moda que empezaron en televisión (no es una historia muy diferente de la de Nicole Richie), las hermanas rompieron con su fama como actrices con el fin de perseguir una carrera en el mundo de la moda. Antes de convertirse en empresarias de moda, los dos eran conocidos más comúnmente por dar vida a Michelle Tanner en ‘Full House’. Comenzaron siendo apenas un bebé en 1992, cuando hicieron una audición para representar el papel de la hija pequeña de ka familia Tanner. El dúo continuó adelante con su carrera artística por separado en películas y series posteriores como ‘The Adventures of Mary-Kate y Ashley’, ‘Doble, doble, trabajo y problema’ y ‘It Takes Two’. En última instancia, con las niñas convertidas ya en adolescentes, empezaron a representar a sus alter-ego más mayores en películas de cine y televisión como ‘Billboard Dad’, ‘New York Minute’ y ‘So Little Time’.

De celebridades a diseñadoras de moda II: Mary-Kate y Ashley Olsen

La transición Olsen desde ‘Full House’ a The Row

Después de que su fama y demanda como actrices amainara, las Olsen ganaron el control de su empresa, Dualstar Entertainment Group. La compañía comenzó a vender fragancias y artículos de decoración para el hogar que se venden en más de 5.300 tiendas en todo el mundo. Su pasión por el diseño de moda las llevó a crear The Row bajo el paraguas de Dualstar. Además de su línea de diseño, los dos también se convirtieron en notables iconos de la moda por sus elecciones sobre la alfombra roja y de moda diaria con un marcado estilo bohemio-chic. Ninguna ha dejado indiferente a nadie con sus elecciones estilísticas, llegando a crear polémica y colocándose indistintamente en las listas de las mejor y peor vestidas.

En 2004, Mary-Kate y Ashley dejaron atrás sus días en el mundo de la actuación y se mudaron de costa a costa, dejando atrás California para establecerse en Nueva York. Allí se matricularon en la Universidad de Nueva York, donde prendió la llama de la moda. Las Olsen se embarcaron en su primera aventura en el mundo de la moda: la creación de la perfecta camiseta. Ashley probó la famosa camiseta en todas las formas y tamaños para diferentes edades para encontrar un estilo y ajuste perfecto. Fue partir de esta creación como nació su línea de moda, ahora aclamada por la crítica, The Row. La idea de tomar puntos en común y elevar prendas básicas como camisetas y jeans a un nuevo nivel, el de ropa de gala y lujo, se tradujo en el nacimiento de The Row. Fundada oficialmente en 2006, la línea de alta costura ha llegado a ser muy codiciada entre los amantes de la moda de todo el mundo.

De celebridades a diseñadoras de moda II: Mary-Kate y Ashley Olsen

The Row se posiciona como gama alta a través de los diseños de las Olsen

The Row incluye desde elegantes trajes de pantalón a polainas de cuero, vestidos, chaquetas de pana y bolsos pitón. En definitiva, The Row ofrece todas y cada una de las prendas básicas elevadas a su máxima expresión. La idea era crear artículos de alta calidad que sean cómodos y fáciles de llevar. La línea clásica ofrece precios que se sitúan en un escalón superior de precios, dotando a la firma de una visión global y elocuente de marca. Las piezas van desde los 174 hasta los 10.380 dólares.

Las gemelas Olsens homenajeadas por el CFDA como Diseñadoras Womenswear del Año

Con sede en Nueva York, The Row produce principalmente en EE.UU. (aunque un grupo selecto de bolsos y prendas de punto se hacen en Italia). Por el momento, la tienda exclusiva de la marca se encuentra en Los Ángeles. Sin embargo, la marca se distribuye en Saks Fifth Avenue, Barney, Net-A-Porter y otros minoristas de alta gama.

Aunque su línea de moda más eminente es The Row, las dos hermanas han creado otras colecciones minoristas: Elizabeth y James, Olsenboye y StyleMint. Además, se han aliado con Toms como diseñadoras invitadas. En 2012, las dos ganaron el reconocimiento del Consejo de Diseñadores de Moda de América (CFDA) en los Fashion Awards. También ese año, las dos hermanas fueron honradas como Innovador del Año por el ‘Wall Street Journal’. En 2007, Forbes clasificó a las dos hermanas colectivamente como las undécimas mujeres más ricas en el mundo del entretenimiento con un patrimonio estimado de 100 millones de dólares. Por el momento, las gemelas están todavía en una posición privilegiada en la industria de la moda, tras conseguir un nuevo reconocimiento a su trayectoria: han ganado este año el galardón a al Diseñador del Año en los premios CFDA.

Original por Sara Ehlers para FashionUnited COM. Traducido y editado por Ángela González Rodríguez

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO