De celebridades a diseñadoras de moda III: Lindsay Lohan

En la escena social de Los Ángeles, muchas celebridades han utilizado su condición de estrellas para llegar lejos en la industria de la moda. Tal es así que, hoy en día, varias casas de moda, colecciones e incluso diseñadores, provienen del selecto grupo de los “más famosos de Hollywood”.

Aunque en el reino de entretenimiento, son varios los actores y actrices que consiguen subirse a la ola de su estatus en la cultura pop para llegar conquistar otras cotas en el mundo de la moda, no quiere decir que el resultado sea siempre del el éxito automático. Sin embargo, son varias las celebridades – Nicole Richie, Mary-Kate y Ashley Olsen, Victoria Beckham, etc. - que han roto el molde en el codiciado mundo de la moda, consiguiendo mantener su estrellato en esta industria.

Más allá de lanzar nuevas colecciones o de diseñar nuevos conceptos, estas celebridades o famosos, han logrado superar sus cinco minutos de gloria para establecerse en el competitivo de la moda, consagrándose como referencias del sector. Ya sea gracias a una nueva visión de la moda o al anticipo de detalles meticulosos que darán forma a una nueva y, en ocasiones, sacrosanta colección; estas estrellas han conseguido convertirse en nuestros ídolos, iconos e incluso magnates del mundo de la moda. La pregunta que nos seguimos haciendo es ¿Cómo llegaron allí?

De celebridades a diseñadoras de moda III: Lindsay Lohan

Otra celebridad que ha hecho esta transición desde la fama del estrellato a la de la moda es Lindsay Lohan.

Al igual que Mary-Kate y Ashley Olsen, Lohan consiguió el equilibrio en la industria del entretenimiento a través de la actuación y una carrera como modelo. Alcanzó la fama de niña, actuando y, con el tiempo, Lohan fue capaz de convertir su estatus de celebridad en un reconocimiento por parte del mundo de la moda. Su mayor reconocimiento como actriz le llegó siendo una niña, cuando interpretó el doble papel de las gemelas protagonistas de Parent Trap (1998). Tenía entonces 11 años. Lohan actuó en varias películas como Freaky Friday (2003), Georgia Rule (2007) y Mean Girls (2004). No obstante, el papel por el que probablemente se conozca más a Lohan sea el de Cady Heron en la popular alumna con potencial de Mean Girls, que recaudó más de 129 millones de dólares en todo el mundo. Lohan ganó cuatro premios Teen Choice por su actuación en dicha película.

Desde sus inicios en la actuación, el de Lohan fue un viaje difícil para hacerse un hueco en la historia de la moda. No ayudó que a lo largo de los años, la joven estrella copara infinitas portadas en los tabloides con motivo de los rumores de consumo de drogas, conducción bajo los efectos del alcohol y las restricciones de libertad condicional. En los años 2006-2008, Lohan apareció en numerosas ocasiones en la prensa de todo el mundo por su uso de alcohol y drogas, lo que interrumpe el éxito de su carrera. Aunque su historia con los medios de comunicación incluye experiencias negativas, con su trabajo como modelo y diseñadora, Lohan fue finalmente capaz de lograr un gran avance en el mundo de la moda.

De celebridades a diseñadoras de moda III: Lindsay Lohan

Lohan pasa de actuar y de la mala prensa al mundo de la moda

La transición de Lohan hacia la industria de la moda comenzó trabajando como modelo. En 2008 y 2009, trabajó como maniquí para varias marcas, convirtiéndose en el rostro de Miu Miu, Jill Stuart y Dooney & Bourke entre otras. Además, trabajó con varias empresas de moda en la producción de varias sesiones fotográficas. Uno de sus lanzamientos más notables fue la recreación de Marilyn Monroe para el rodaje de "The Last Sitting". Lohan siempre ha declarado su admiración por Monroe, a la que considera una inspiración, explicando que este rodaje fue "un honor". Aunque el rodaje inicial recibió críticas mixtas, Lohan continuó plasmando su fascinación con Monroe mediante el diseño de sus primeras prendas de la línea 6126. Los números reflejan la fecha de nacimiento de Monroe y eran un homenaje a la modelo atemporal, icónico. La línea comenzó con leggings y pronto se extendió hasta convertirse en una colección completa de 280 piezas en la primavera de 2010.

Lindsay Lohan y su colaboración con Ungaro en 2009

Los principales puntos de la carrera en la moda de Lohan son aquellas colaboraciones con varias marcas de moda, donde diseña y dibuja la inspiración creativa para las líneas. En 2009, Lohan se convirtió en asesora artística para Emanuel Ungaro, reconocida casa de moda francesa.

De celebridades a diseñadoras de moda III: Lindsay Lohan

La casa de moda tuvo un volumen proyectado ready-to-wear de 13 millones de dólares. De hecho, la colección de octubre de Lohan debutó en la Semana de la Moda de París y fue recibida con gran crítica. Su colección de Estrella Archs para Ungaro comenzó con leggings y se completó con camisas, vestidos, calzado y bolsos. En última instancia, no fue un éxito completo.

La actriz convertida en diseñadora llegó a recibir acusaciones legales sobre problemas de licencias que coincidieron con los últimos coletazos de popularidad de la línea. La línea fue retirada en 2011, a pesar de su éxito inicial. La colección de ropa de Lohan finalmente le supuso una demanda de 5 millones de dólares por parte del fabricante de la. A pesar de su fracaso, Mounir Moufarrige, director ejecutivo de Ungaro, no culpa a Lohan por el desastroso resultado. "Lindsay, la pobre, no tenía mucho que ver con la colección," Moufarrige dijo al New York Times.

Al parecer, Lohan no aceptó que este intento fallido supusiera su fracaso como diseñadora. En los últimos años, parece que Lohan está tratando una vez más de hacerse un hueco en la industria de la moda.

Lindsay Lohan se asocia con PacSun para lanzar una colección cápsula

A principios de este año, la actriz ha colaborado con la marca SoCal PacSun con el fin de crear una colección cápsula. Su idea era la de crear piezas que reflejen un estilo de la calle. No obstante, la colección no tuvo tanto éxito como se esperaba, recibiendo críticas mixtas. Con prendas vendidas en torno a los 29,95 dólares, incluyen varias piezas icónicas como una camiseta gráfica con una auto-foto de la diseñadora, así como jerseys, blusas, suéteres y sombreros. Por otra parte, Lohan acaba de conseguir un papel en una producción de prestigio.

De celebridades a diseñadoras de moda III: Lindsay Lohan

Lohan, nueva socia de la marca británica Lavish Alice

Recientemente, Lohan anunció una nueva colaboración con sello británico Lavish Alice. La marca vanguardista debutó la colección este mes, que incluye 16 piezas diseñadas con Lohan como socia. Para Otoño / Invierno 2015, Lohan ha intensificado su juego para lanzar una nueva mirada con la marca de ropa de mujer. La firma de alta costura respira un estilo limpio y minimalista, con una gama de colores neutros que enfatiza dicho estilo. La colección incluye colores monocromáticos como negro, gris, azul marino, blanco, combinados con elementos pop como flecos, borlas, detalles de sastrería y algunos colores vibrantes. La colección está disponible a nivel mundial en establecimientos y plataformas de comercio electrónico como Asos, Very.co.uk y Nasty Gal, así como en 400 boutiques independientes en todo el Reino Unido. Las prendas que conforman la colección cuestan entre 60 y 116 dólares.

En general, la colección es más impresionante que las anteriores incursiones en la industria de la moda de Lohan. La colección tiene elementos estéticamente agradables de los que otras colaboraciones carecían.

La línea incluye blusas, prendas de punto y culottes. El éxito inminente de la línea también puede tener que ver con su elección de socio en esta particular empresa, ya que Lavish Alice es conocida por vestir a varias personalidades internacionales como Michelle Keegan, Fernie Cotton o Rosie Fortescue. La marca de bajo perfil tiene reconocimiento y respeto en el Reino Unido, lo que no es un mal movimiento para la carrera en la moda de Lohan. En el pasado, la marca ha sido celebrada en InStyle UK, así como por Grazia Online. Además, la marca ha colaborado con populares bloggers de moda como Kari Devereaux.

Aunque no está asegurada su carrera en la moda, el último movimiento de Lohan con Lavish Alice parece estar en la dirección correcta.

Sus últimos fracasos en el ámbito del diseño han llevado a la actriz con problemas a la crítica y la desgracia, en lo que se refiere a la industria de la moda. De 28 años, Lindsay Lohan ha ido avanzando, dejando atrás sus días de actuación y tabloides, lo que no significa necesariamente que sus colaboraciones de moda la conducirán al éxito. Sólo el volumen de negocios y el tiempo determinarán si Lohan puede ser considerada o no como una seria diseñadora de moda.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO