En una entrevista con el ‘New York Times’ del domingo, la nueva consejera delegada de American Apparel, Paula Schneider, reveló el secreto sobre cómo planea dar un giro radical al polémico minorista.

Comentando el que posiblemente sea el aspecto que más ampollas levanta - la imagen de la empresa -, Schneider asegura que la compañía ha acabado con su enfoque de marketing "al borde de lo pornográfico", pero que está decidida a mantener su ventaja: ese toque diferente.

En la misma línea, la CEO que está añadiendo más planificadores en las fábricas de Los Ángeles de la empresa para fomentar un alto nivel de profesionalismo y orden.

Fuentes de mercado señalan los retos a los que Schneider se enfrentará en un futuro próximo, siendo los de las batallas actuales entre la dirección y el fundador y ex CEO Dov Charney los más complejos.

Los analistas que siguen el valor destacan por su parte que, hasta el momento, el enfoque de Schneider de trabajar para conservar las fortalezas del minorista - su imagen diferente y sus fábricas ‘Made in America’ - mientras que acaba con las infamias y escándalos, ya está dando sus frutos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO