(Publicidad)
(Publicidad)
Un llamado para ver a más mujeres como directoras creativas

CDMX - La industria de la moda ha sido durante mucho tiempo uno de los pilares del empoderamiento de las mujeres. Es una industria que se basa en el genio, la innovación, el consumismo y la creatividad de algunas de las mujeres más impresionantes de la historia. Mientras que la expectativa obvia sería que las mujeres estarían en la cima en cada aspecto del campo, desde la dirección ejecutiva, hasta los puestos de diseñador, su fuerza es relativamente mínima en la última categoría mencionada.

En su forma actual, la mayoría de los directores creativos de las casas de moda de lujo más destacadas son hombres. Eso no quiere decir que estos hombres no son talentosos o no merecen, todo lo contrario. Sin embargo, incluso en una industria donde se espera que las mujeres gobiernen, todavía no es un campo de juego uniforme.

Un llamado para ver a más mujeres como directoras creativas

Algunas de las marcas de lujo más conocidas en el mundo incluyen a Chanel, Gucci, Louis Vuitton y Prada. Tengan en cuenta que tres de las cuatro casas de moda antes mencionadas tienen hombres como directores creativos. La mayoría de las marcas de lujo más famosas en el mundo son enfocadas en colecciones ready-to-wear para mujeres, sin embargo, pocas mujeres vienen a la mente cuando se piensa en los diseñadores más conocidos de la industria.

Algunos de los más grandes titulares durante el último mes de moda que acaba de concluir con la Semana de la Moda de París, incluían los nombres de Karl Lagerfeld para Chanel, Nicholas Ghesquiere para Louis Vuitton, Raf Simon para su debut en Calvin Klein, Ricardo Tisci para su última colección con Givenchy, Olivier Rousteing para Balmain, Anthony Vacarello para Saint Laurent y Dolce & Gabbana para su espectáculo milenario.

Las pocas mujeres que lograron captar grandes títulos incluyeron a Prada, como de costumbre, Maria Grazia Chiuri para Dior y Rihanna para Puma x Fenty.

Un llamado para ver a más mujeres como directoras creativas

Rihanna es única, ella era una artista premiada antes de que se aventurara en el negocio de la moda. Miuccia Prada se hizo cargo del negocio de su abuelo Mario Prada. Mientras que Chiuri ahora tiene una de las posiciones más codiciadas en toda la industria, y la cual, pasó la mayor parte de su carrera trabajando lado a lado con Pierpaolo Picciolo, siendo Dior su primera empresa en solitario de renombre.

La industria de la moda tiene una escasez de mujeres en los puestos de diseño

Prada y Chiuri han demostrado que su talento y brillantez son independientes de su asociación con cualquier hombre con el que se hayan asociado sus carreras y, afortunadamente, no se ha intentado definir su éxito a través de su asociación con los hombres en el poder, y sobre todo, no cortaron derecho a obtener el reconocimiento por su cuenta, tuvieron que trabajar más duro para él que sus homólogos masculinos han tenido que.

Las pocas otras mujeres que se pueden señalar en poderosas posiciones de director creativo en marcas de renombre incluyen Bouchra Jarrar en Lanvin, Phoebe Philo en Céline y Angela Missoni en Missoni. Cabe señalar que, similar a Prada, el papel de Missoni también le fue transmitido por su familia.

Un llamado para ver a más mujeres como directoras creativas

Si bien la industria de la moda es muy competitiva, no debería ser tan difícil para una mujer encontrarse en una posición de diseñador de primer nivel sin ninguna yuxtaposición a su familia o un hombre en el poder. A raíz de la elección de Donald Trump, la industria inmediatamente respondió defendiendo los derechos de las mujeres. La CFDA tuvo una asociación durante la Semana de la Moda para Planned Parenthood. Prabal Gurung envió una línea entera de camisetas por la pista con mensajes como "El futuro es femenino" y "Las chicas sólo quieren derechos fundamentales".

¿Cómo entonces, no hemos hecho un trabajo mejor para elevar a mujeres a las posiciones más prestigiosas de director creativo que la industria tiene para ofrecer?

Para empezar, en una industria que está dominada por las mujeres, los hombres tienen mayor facilidad de conseguir que su trabajo sea notado. Su habilidad para destacarse simplemente por ser hombres es un ejemplo por excelencia del privilegio masculino.

En segundo lugar, los jefes de estos conglomerados mundiales de la moda como Richemont, LVMH Moët Hennessy Louis Vuitton y Kering necesitan hacer su parte para equilibrar el campo de juego de género. Durante demasiado tiempo, han dejado que estos postes de diseño sean dominados por hombres. LVMH dio su primer paso al poner a Chiuri en su actual papel en Christian Dior, y tal vez le dará a una mujer otra oportunidad cuando reemplacen a Ricardo Tisci, quien anunció su salida de Givenchy el mes pasado.

Mientras que las mujeres han mantenido posiciones muy codiciadas en otros aspectos de la moda, desde Anna Wintour, redactora en jefe de Vogue, que es fácilmente la editora de moda más poderosa del mundo, a Linda Fargo, vicepresidenta y directora de moda femenina en Bergdorf Goodman y quien puede hacer la carrera de un diseñador con una sola compra, las mujeres todavía están llegando cortas en la arena del diseño.

Las mujeres jóvenes no deben desanimarse. No nos olvidemos de una de los diseñadoras de moda más históricas de todos los tiempos y la única diseñadora de moda en la lista de Time Magazine de 100 personas más influyentes del siglo 20, Coco Chanel. Mientras que la casa de Chanel está actualmente encabezada por Lagerfeld, es su nombre que llevará el legado y la leyenda de la marca para siempre.

También incumbe a las escuelas de diseño para asegurarse de que sus jóvenes diseñadoras están recibiendo las mejores oportunidades en lo que respecta a pasantías y mentoría posible. Estas cuestiones nunca son una solución rápida, pero en una época en que el futuro es femenino, las mujeres jóvenes que llevarán el mañana necesitan sus bloques de construcción para pararse hoy sobre ellos.

No ocurrirá en el próximo mes de moda, pero debemos empezar a preparar a las mujeres jóvenes para que sean las primeras diseñadoras de prendas de vestir de mañana, y al dar finalmente a las mujeres la oportunidad de liderar estas marcas de lujo en puestos de director creativo. En este mes de la Mujer, la industria debe comenzar a tomar medidas para dar a las mujeres la oportunidad que esperan desde hace tanto tiempo y por lo tanto, bastante merecido.

Traducido y editado por Gabriela Maldonado