"En cada una de sus colecciones nunca hizo cosas que ya estuvieran hechas". En una entrevista a la AFP Inès de La Fressange cuenta cómo Karl Lagerfeld era un trabajador infatigable, que la nombró embajadora de la marca Chanel en los años 80.

Q: ¿Cuál es su primera reacción?

R: "Estoy triste. Es toda una época de la moda y de la alta costura que desaparece. Karl era muy creativo y prolijo. Nunca quiso dormirse en los laureles. Se había vuelto una enciclopedia de la historia, de la moda y del vestido. Karl llegó a los 6 años de edad a Francia. Soñó con esta capital de la moda y su prestigio. En cada una de sus seis colecciones por año en alta costura y prêt-à-porter (Chanel, Fendi y su marca epónima, ndlr), nunca hizo cosas que ya estuvieran hechas".

Q: ¿Más allá de su talento, cuál fue el más grande aporte a la moda de Karl Lagerfeld?

R: "Karl inventó el relanzamiento de las marcas de lujo que, a comienzos de los años 80, habían perdido mucho de su prestigio. Fue él quien con su irreverencia y su creatividad, mostró con Chanel que es posible reencontrar el éxito y el prestigio que las marcas conocieron en los años 50, y de manera aun muy universal. Hay que recordar que nadie creía en el relanzamiento de Chanel en los años 80. Todas las grandes marcas trataron de repetir el fenómeno, a veces con estilistas provocadores como era Karl. De alguna manera inventó el marketing de las marcas de lujo que forman parte del resplandor de Francia hoy en día".

Q: ¿Cómo alimentaba Karl Lagerfeld su creación?

R: "Podría compararlo a un gran pianista clásico que elaboró muchos matices antes de improvisar con talento. Para mi, Karl es un poco el Glenn Gould de la moda. Con una base clásica, Karl bordó alegremente eso que sabía hacer. De manera permanente, nutría su cultura de la moda. Karl tenía una facilidad extraordinaria. Lo vi dibujar rodeado de quince personas. Era lo contrario del modisto que sufre solo para crear. Era un gran trabajador que rechazaba parecerlo, y de hecho lo único que hacía era trabajar".

Q: ¿Usted fue la primera modelo bajo contrato exclusivo. ¿Como se lo propuso?

R: "Karl inventó conmigo un nuevo empleo: una embajadora y portavoz para encarnar Chanel. Era la representante de la firma en todo el mundo. Todo se hizo rápido, de manera espontánea y finalmente bastante impresionante. Me puso en el pedestal por gentileza y eso se reveló muy útil. Era un poco el rey del marketing de lujo. Ahora cuando se habla tanto de Europa, su desaparición es también la oportunidad de recordar que Karl Lagerfeld era alemán, de origen sueco. Con Chanel, fue entonces un alemán el que participó en la proyección de Francia".(AFP)

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO