El trabajo de… Floor van Eekeren, Collection manager de Jan Taminiau

Qué es lo que verdaderamente hay tras el día día de los trabajos en moda: ¿Son realmente tan geniales como parecen, o hay muchas partes ocultas que desconocemos? ¿Qué habilidades son necesarias para llevarlos a cabo? ¿Cómo se termina ocupando una posición así?

Con la intención de desvelar estas y muchas otras cuestiones, desde FashionUnited desarrollamos la sección “Work in Fashion”, desde la que hoy entrevistamos a Floor van Eekeren. Collection manager de la firma holandesa Jan Taminiau.

¿Cómo terminaste ocupando una posición como esta?

Realicé mis estudios en la TMO Fashion Business School de Doorn, y buscando unas prácticas terminé en Jan Taminiau. Empecé trabajando en el departamento de eventos, ayudando a montar celebraciones como el desfile The Attic. Que fue mi primer desfile de moda, y una experiencia muy especial para mí.

Cuando comencé quería aprovechar al máximo mi tiempo trabajando para Taminiau, así que además de mis prácticas, me dedicaba a ver lo que hacían mis compañeros de otros departamentos. Entre ello el de desarrollo de las colecciones de Alta Costura, desde donde nos aseguramos de hacer realidad las ideas del diseñador. Y del que me hice responsable hace ahora tres años, después de que su anterior director dejase el puesto.

¿Siempre te ha interesado el mundo de la moda?

Recuerdo que cuando tenía trece años vi una exposición de un diseñador holandés, en el Rijksmuseum, que me impresionó muchísimo. Sus creaciones eran auténticas obras de arte, y me provocaron tantísima curiosidad, por saber cómo se habían confeccionado, cómo se daba lugar a unas piezas así, que enseguida supe que era a lo que me quería dedicar.

Es algo que también me viene un poco de familia, ya que mi abuelo también trabajaba con telas. Con él iba a menudo a las ferias textiles de París, donde escuchaba historias de lo más interesantes sobre el mundo de la moda. Ahora tiene más de ochenta años, pero aún así le encanta continuar trabajando. Algo que podría ocurrirme a mí perfectamente. Ya que he de confesar que el trabajar para una empresa de alta costura como para la que trabajo, en la que puedo volcar toda mi pasión por la moda, lo hace todo mucho más divertido.

¿Cómo es tu día a día como Collection Manager en Jan Taminiau?

Empiezo el día respondiendo emails y gestionando los equipos de trabajo. En Jan Taminiau diseñamos colecciones en diferentes países, así que me encargo de poner en contacto nuestros estudios de los Países Bajos y España, así como de entablar conversaciones con nuestros proveedores en Italia, Francia y la India.

Esas son las tareas más habituales, aunque otras varían más de una semana a otra. Como cuando estamos definiendo los característica de una colección. Entonces los miembros del estudio nos reunimos con Jan y hablamos sombre sus ideas y su visión de la colección. De esas sesiones extraigo el material con el que más tarde elaboro un briefing que se reparte a todos los miembros del equipo, para que así podamos trabajar bajo los mismos parámetros y la misma concreción de ideas. Soy un poco como la araña encargada de tejer esa red que debe unir a todos los miembros del equipo.

Pero mi trabajo tampoco se limita a eso. Entre mis demás responsabilidades están, por ejemplo, la de elaborar y controlar los presupuestos de las colecciones y los desfiles; algo que voy desarrollando durante el proceso mismo de gestación de la colección. Viajar al extranjero para tratar directamente con los equipos y visitar los estudios de trabajo, o ayudar en la organización exposiciones. Como ves mi trabajo es muy diverso, pero eso es precisamente lo que lo convierte en todo un desafío.

¿Qué habilidades son necesarias para trabajar como Collection Manager?

No creo en que sea necesario tener unas habilidades únicas, pero sí considero que es importante tener el valor suficiente para cometer errores, y saber aprender de ellos.

También diré que es vital tener unas buenas dotes de comunicación, tanto verbales y escritas, como a través de imágenes. Algo esencial, ya que si estás trabajando sobre un look para una colección, es importante que puedas comunicarte con los departamentos de diseño para dejar claro cómo deberá ser. Saber leer un boceto o un patrón, son por tanto habilidades esenciales. Ya que cuando Jan nos da algo firmado, es crucial lograr entender la manera en la que está imaginando un bordado, por ejemplo. El proceso de diseño al final es un proceso muy orgánico, en el que el trabajo en equipo es importantísimo para que cada eslabón de la cadena funcione a la perfección.

¿Qué es para ti lo más agradable y lo más pesado de hacer en tu trabajo?

Las labores de comunicación son quizás de lo más importante de mi trabajo, pero también las más laboriosas, o las más difíciles de hacer. Somos una marca internacional, presente en diferentes países, en la que entran en juego diferentes culturas. Los holandeses son bastante callados, y eso pude resultar en cierto modo intimidante en otros países. Pero incluso estos trabajos tienen su parte positiva, ya que es tremendamente divertido y estimulante poder conocer gentes de otras culturas.

Y en cuanto a lo más ameno… señalaría el poder formar parte de la creación de algo tan hermosos como son nuestros diseños, y el pasar todos los días pensando en sus detalles. En Jan Taminiau contamos con un equipo joven, unido y muy entusiasta, y eso hace que el final el trabajo resulte muy inspirador.

¿Cuál es el momento que más te ha marcado de estos tres últimos años y medio trabajando para Jan Taminiau?

Señalaría un momento de mi etapa de prácticas, durante el desfile de Attic. Cuando al final la cantante Sherry Dyanne tocó la canción “Feeling good”, se me puso la piel de gallina. Nunca antes me había pasado algo así.

También me marcaron mucho los viajes a Madrid que hice hace un año y medio para ayudar a montar la colección de prêt-à-porter. Volaba cada semana de un lado a otro para reunirme con los diferentes equipos de diseño, y esa alternancia trabajando de manera directa con ellos me aportó muchísima energía.

Artículo escrito para FashionUnited por Saraï van Well. Editado y traducido por Jaime Martínez.

Photo Credits: The Attic © credit Reinier RVDA.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO