• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Zara pierde la causa por derechos de marca frente a una tienda local en Reino Unido

Zara pierde la causa por derechos de marca frente a una tienda local en Reino Unido

Por Jaime Martinez

9 ago 2022

Empresas

Photo Credits: Photo Credits: Tienda de Zara. Inditex, fotografía de archivo.

En una nueva revisión actualizada de la mítica cita bíblica en la que se recoge el enfrentamiento entre David, futuro rey de Israel, y el gigante Goliat, llega desde el Reino Unido la noticia de la batalla legal que acaba de cerrar a su favor una pequeña boutique de ropa de la pequeña localidad británica de Darlington, al norte del país, frente a ni más ni menos que la cadena multinacional y principal marca comercial del Grupo español Inditex, Zara. Una pugna que mantenían abierta frente al tribunal del registro de marcas para el mercado británico, en una causa abierta por la compañía española, decididamente contraria a la solicitud de registro de la marca “House of Zana” que había solicitado la propietaria de una pequeña boutique del citado municipio.

Según se sucedieron los hechos, Amber Kotrri, propietaria de la pequeña tienda minorista House of Zana de Darlington, creó y fundó su empresa hacia el año 2019, escogiendo como nombre principal la palabra “Zana”. Un término con el que buscaba hacer referencia al significado de “hadas” que la palabra tiene en el idioma albanés, la lengua materna de su marido. Una intención que no obstante no impidió que los representantes legales de Zara se pusieran en contacto con ella, hace ahora aproximadamente un año, después de que Kotrri presentase su solicitud de registro de marca, para solicitarle que cambiara el nombre de la marca por las solicitudes que esta guardaba con el nombre de la popular cadena española. Una acción a la que no se prestó Kotrri, quien, después de acusar a los representantes legales de la cadena de mantener una actitud “muy intimidante” hacia ella, no dudó en representarse a sí misma frente al tribunal de apelaciones después de que los representantes de Zara decidieran presentar una solicitud de oposición para el registro de la marca “House of Zana”.

A lo largo de una audiencia que tenía lugar el pasado mes de mayo, y según se encargan de informar desde la BBC, la letrada Julia King, en representación de Zara, solicitó que se rechazase su registro al guardar el nombre de “Zana” demasiadas similitudes con el nombre de Zara, y el que esto podría dar lugar a que los clientes confundieran una con la otra. Concluyendo por destacar el que el modelo de negocio de la pequeña boutique era “conceptualmente idéntico” a la de la cadena española, y por subrayar la “seria amenaza” que supondría para el mercado autorizar el registro de marcas que sonasen y que se vieran similares a enseñas ya registradas. Una suma de razones que encontraron su firme oposición en la figura de la pequeña empresaria y madre de tres hijos, Amber Kotrri. Quien en contra de lo argumentado por King manifestó que “no había probabilidad” alguna de que los clientes confundieran una y otra marca.

Fallo a favor de “House of Zana”, con un -30 por ciento de descuento

Escuchadas ambas partes, el registrador del tribunal de apelaciones, Matthew Milliams, ha decidido finalmente dictaminar a favor de Kotrri y autorizar el registro de la marca “House of Zana”. Una decisión que sustenta en su apreciación de que cualquier relación mental que puedan establecer los consumidores entre Zara y House of Zana, sería demasiado insustancial y fugaz como para resultar en una auténtica explotación y aprovechamiento de la reputación y de la imagen de Zara. Una decisión que ha acogido con grandísimo entusiasmo una Kotrri que, mientras lamenta los esfuerzos y el tiempo de pasar con sus hijos que le ha costado mantenerse firme en la defensa de aquello que consideraba legítimo, no duda en confiar en que esta acción pueda servir para “empoderar” a otros que puedan verse en situaciones idénticas o similares a la suya. Y más aún, después de que la propia empresaria llegase a ponerse en contacto, según detallan desde la BBC, con más de 10 propietarios de pequeñas empresas que, al igual que ella, habrían sido contactados por la misma cadena de modas con solicitudes para que cambiaran los nombres de sus negocios.

“Ha sido más de un año, y muy estresante para mi vida familiar, como madre de tres niños pequeños, así como para el negocio, ya que he pasado horas y horas preparando documentos de pruebas”, explica la propia Kotrri en declaraciones recogidas por el mencionado medio de información británico. “La fecha del parto de mi hija coincidió con la fecha de entrega de las últimas pruebas, por lo que no ha sido nada fácil”. “Ha sido muy estresante, pero ganamos”, se reconforta, al tempo que narra el momento en el que recibió, vía correo electrónico, la decisión del tribunal, durante una visita junto a sus hijos al teatro.

“Era un documento bastante largo y realmente no podría entender mucho porque sentía mariposas en el estómago”, sin embargo al ver la fresa “la oposición no tiene éxito” se sintió definitivamente aliviada. “A cualquiera en una posición similar, le diría, ‘sigue luchando, valdrá la pena al final, sé valiente e ignora las formas amenazantes en las que están redactadas las cartas legales’”, añade Kotrri. “Tú eres quien más conoce tu negocio, quien sabe el significado que hay detrás de cualquier nombre, y si tú lo has construido, entonces lucha por él”. “No podía decirles a mis hijos que cerré mi empresa porque alguien más grande me lo dijo”, añade la empresaria; mientras que por parte de la cadena, un portavoz, a solicitud de la BBC, sin querer entrar a valorar aspectos del juicio, sí quiso asegurar que la compañía “sigue deseándole” a la Sra. Kotrri y a su empresa los mayores de los “éxitos en el futuro”. Un camino que la pequeña boutique se ha decidido a iniciar, celebrando esta primera batalla frente a Zara mediante un descuento del -30 por ciento en todos los pedidos.

INDITEX
REINO UNIDO
tribunales
ZARA