La empresa de complementos de moda WSG ha escogido Barcelona para abrir su sede europea, según ha informado la Generalitat de Cataluña.

El grupo WSG, resultado de la fusión de la compañía estadounidense SotaStyle y la asiática WellFit, provee de adornos y accesorios a la industria textil, y factura más de 14 millones de euros.

Entre sus clientes se cuentas firmas como GAP, Abercrombie & Fitch, Mango, Inditex, Benetton, Hugo Boss, Desigual y Michael Kors.

Cuerdo con el departamento de atracción de inversión extranjera del gobierno regional catalán, la apertura de la sede en Barcelona ha supuesto una inversión de 1 millón de euros por parte de WSG.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO