VF (The North Face) hunde sus acciones un 9 por ciento tras ajustar previsiones

Madrid – La multinacional estadounidense VF Corp., matriz de firmas tan conocidas como Eastpak, Kipling, The North Face, Timberland o Vans, hacía públicos ayer sus resultados financieros respecto del tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal. Periodo durante el que experimentó un aumento de sus ingresos del 5 por ciento, hasta los 3,4 mil millones de dólares; unos 3,08 mil millones de euros. Cifra que logró obtener impulsada por la alta demanda generada en torno a sus marcas Vans y The North Face, que experimentaron una subida del 12 y del 8 por ciento respectivamente.

“Nuestro comportamiento durante el tercer trimestre fue sólido y nuestros resultados a lo que llevamos de año se sitúan en la parte superior de nuestros objetivos de crecimiento a largo plazo”, indicaba mediante un comunicado Steve Rendle, presidente y gerente y director ejecutivo de VF. Quién apuntaba que a pesar de un comportamiento moderado durante el periodo de vacaciones en los Estados Unidos, la compañía está “en camino de poder ofrecer resultados sólidos y estamos bien posicionados para un crecimiento continuo y la generación de valor en el año fiscal 2021”.

Por regiones, los ingresos de la multinacional en los mercados internacionales aumentaron un 8 por ciento, en Europa un 4 por ciento y en China un más que notable 30 por ciento.

Ajuste, a la baja, de sus previsiones para este año fiscal

En su comunicado, la multinacional aprovechaba para realizar un ajuste, a la baja, de sus previsiones para lo que resta de su ejercicio fiscal de 2020. Sobre el que pasa de mantener unas perspectivas de crecimiento del 6 por ciento, con unos ingresos aproximados de 11,8 mil millones de dólares, a rebajarlas hasta un 5 por ciento y unos 11,75 mil millones de dólares.

Una rebaja que de igual modo se refleja en todas las áreas de negocio de la compañía. Con las marcas de moda Outdoor pasando del 5 por ciento de aumento al 4 por ciento, los ingresos de Active del 9 al 8 por ciento, y los de Work disminuyendo de unas previsiones aumento de entre un 2-3 por ciento, a la de un exiguo 1 por ciento. Mientras tanto la compañía aumenta sus previsiones de ingresos en los mercados internacionales, donde espera incrementar sus ingresos un 6 por ciento, frente al entre 4-5 por ciento esperado anteriormente. Dato que sin embargo no se traducirá en un incremento de las previsiones de ventas directas al consumidor. Que la multinacional esperaba aumentar entre un 11-12 por ciento, con un 25 por ciento de aumento en el canal digital, y que ahora sitúa en entre un 9-10 por ciento, con un 20 por ciento de subida en ventas online.

Este ajuste a la baja de sus previsiones de ingresos realizado por VF para lo que resta de su actual ejercicio fiscal, no ha sentado nada bien a los inversores de la compañía. Lo que terminaba generando un hundimiento de sus títulos en la bolsa de Nueva York, con el valor de las acciones de la multinacional pasando de los 94,58 dólares por acción a los 87,80 dólares. Una brusca caída que seguiría acentuándose a lo largo de toda la jornada, hasta terminar provocando una bajada del 9,16 por ciento en su cotización y con sus acciones en los 85,41 dólares por título.

Photo Credits: The North Face, página oficial de Facebook.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO