Ultimátum de los accionistas al fundador de French Connection: dimite o vende

Después de meses de confrontaciones y cruce de reproches entre el fundador y CEO de French Connection, Stephen Marks, y los accionistas del minorista de moda, uno de los principales inversores de la empresa le ha dado un ultimátum a Marks.

Gatemore Capital, que posee alrededor del 8 por ciento de las acciones de la compañía, ha exigido al director ejecutivo, presidente y accionista mayor Marks, que renuncie a alguna de sus responsabilidades o venda su participación.

Los accionistas exigen que CEO abandone o venda su participación de 42 por ciento

El punto de inflexión llegó la semana pasada durante la Junta Anual de Accionistas de la compañía, donde más de la mitad de los accionistas independientes se rebelaron contra la reelección de Marks y el director no ejecutivo Dean Murray. Sin embargo, ambos fueron reelegidos por mano alzada.

Al comentar la noticia, el jefe de inversiones de Gatemore, Liad Meidar, dijo: "Hay personas que sienten que tienen derecho divino a estar en un consejo y que son bienvenidas para dirigir el negocio como mejor les parezca..." “Nosotros vamos a hacer algo al respecto. Lo estamos haciendo", confirmó Meidar.

En respuesta, la compañía emitió una declaración diciendo que "Somos muy conscientes de las opiniones de un pequeño grupo de accionistas. Estamos ejecutando un plan de cambio que está diseñado para agilizar el negocio y devolverlo a la rentabilidad. El foco de la gerencia está en lograr esto."

Principal accionista pide que French Connection se divida en dos negocios diferentes

Meider además insistió en que las divisiones minoristas y mayoristas de French Connection deberían separarse en negocios independientes, argumentando que un fracaso en llevar a cabo dicha segregación del negocio podría provocar que los pequeños accionistas unieran sus fuerzas y exigieran acciones. Alternativamente, Gatemore exigió a Marks que o bien renunciara a algunos de sus títulos o vendiera su participación en la empresa como la única solución viable.

La difícil relación entre Marks y los accionistas de su compañía se ha deteriorado profundamente a lo largo del tiempo, empeorando sustancialmente tras cinco años consecutivos de pérdidas para el minorista de moda. Sin ir más lejos, las pérdidas anuales que aumentaron de 3,5 millones de libras a 5,3 millones de libras el año pasado.

A raíz de las tensiones -y dadas las debilitadas perspectivas de negocio- el ex inversor institucional Schroders se deshizo de su participación en French Connection a principios de este año, permitiendo que el fundador de Sports Direct, Mike Ashley, se hiciera con su 11 por ciento del capital e French Connection.

En este sentido, ‘The Daily Mail’ apuntó que las continuas tensiones entre Marks y los inversores de la compañía podrían hacer que Ashley aumentara su participación en el minorista, en caso de que otros inversionistas más pequeños opten por vender en el futuro.

Marks fundó French Connection en 1972 y conserva una participación del 42 por ciento en la compañía.

Foto: Web Oficial, French Connection

 

Related Products

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO