Tras la entrada de Sherpa, Dogi deja atrás los números rojos

La hasta ahora textil española Dogi ha dejado atrás los números rojos. Dogi ha obtenido un beneficio neto de 14,5 millones de euros a cierre de 2014, frente a las pérdidas de 9,1 millones registradas el año anterior.

“Los esfuerzos realizados para la reestructuración de Dogi tras la entrada de Sherpa en el capital de la compañía están comenzando a dar frutos a nivel de resultados”, aseguró la compañía en un comunicado.

La sustancial mejoría se debe fundamentalmente a la entrada de Sherpa en el capital de la textil, quien ha facilitado el plan de recapitalización y el acuerdo de quitas y esperas alcanzado con los principales acreedores, tal y como informó la empresa el pasado viernes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las ventas se han reducido un 8,7 por ciento, pasando de 40,5 millones en 2013 a 36,9 millones este año, lo que la compañía ha destacado que no ha tenido un impacto proporcional en los resultados debido a las medidas impulsadas para reducir costes y a la implantación de metodología para mejorar la productividad.

Así pues, el grupo ha registrado unas pérdidas operativas de 2,6 millones, en comparación con los 2 millones del año anterior.

Dogi, optimista sobre el futuro de sus ventas en España

Las ventas en España el país fueron de 14,4 millones de euros, por detrás de los 15,4 millones facturados en 2013. “El resultado operativo recoge gastos extraordinarios por un importe aproximado de 0,8 millones de euros referentes a los costes incurridos por la sociedad en relación con la operación de reestructuración y 1,1 millón en concepto de indemnizaciones de personal”, explicó la compañía en relación al desempeño en el mercado español.

No obstante, la directiva de la compañía se mantiene optimista de cara al futuro cercano, destacando que “es importante reflejar que la cartera de pedidos en Dogi España ha aumentado un 16,4 por ciento respecto al año anterior, lo que invita a pensar que esta tendencia se consolidará en los próximos periodos”.

En cuanto a su estrategia de futuro, Dogi ha compartido su intención de crear un gran grupo textil mundial con la adquisición de nuevas empresas en Europa y América. Cabe destacar que la filial estadounidense de Dogi registró un Ebitda positivo de 307.000 euros pese a que las ventas cayeron unos 4 millones de euros.

Mientras, en Asia, Dogi está trabajando en establecer 'joint venture' con socios locales.

La empresa de tejidos elásticos con sede en Barcelona ha señalado que sus principales objetivos para crecer de forma rápida son mejorar la cifra de negocios, recuperar la confianza de los clientes, potenciar el I+D para desarrollar nuevos productos y entrar en nuevos segmentos, e impulsar una estrategia clara de servicio/precio para las grandes cadenas de distribución.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO