Teximbor re-lanza Pulligan: más joven y más barata

En agosto de 2014, el empresario Manuel Márquez rescató la histórica marca textil catalana Pulligan, que Joan Canals traspasó en 2011 a Igualadina de Marcas, que suspendió pagos el pasado año.

La marca catalana de jerseys de punto y cárdigans pertenece desde el pasado mes de agosto al grupo andaluz Teximbor, también propietario de la marca Bruno Baresi, especializada en polos y jerseys de punto; así como de las filiales TXB Promociones (ropa para profesionales y prendas promocionales de calidad) y Bordados Industriales del Aljarafe.

Tras 130 años de su nacimiento, Pulligan vuelve a la primera línea de la mano de Manuel Márquez, que adquirió la marca el pasado verano y ahora acaba de lanzar la primera colección de esta nueva etapa. “Ha sido una enorme responsabilidad, ya que hemos relanzado una enseña con mucho prestigio y tradición sin renunciar a su esencia pero con una perspectiva más juvenil y actual” explica en una entrevista con ‘Diario Sur’ Márquez, presidente y fundador del grupo Teximbor.

Treximbor revitaliza una “marca dormida en su propio prestigio”

De esta forma, la empresa sevillana plantea revitalizar la marca catalana que "se ha quedado dormida en su propio prestigio" y relanzarla con "una perspectiva más juvenil y actual, a un precio asequible sin perder la calidad e imagen que la caracteriza", indica el director general, Manuel Márquez, en declaraciones a ’20 Minutos’.

Los precios de las prendas de la nueva colección de Pulligans erán de media un 20 por ciento más baratas que en el pasado, para conseguir llegar a así a un público más joven , con gusto por lo vintage y el estilo británico, adelantan desde el minorista.

Ahora, “ya se ha notado un repunte del consumo en nuestra última colección de Bruno Baresi y esta tendencia, que debe mejorar a lo largo de este año, va a favorecer la evolución de esta marca”, explica el director general del grupo.

Tal y como asegura Márquez en ‘Sur.es’, con la incorporación de Pulligan, Teximbor espera doblar su negocio: “no solo hemos comprado una marca, también hemos contratado al equipo comercial, al diseñador o al jefe de producción, además de retomar la relación con los talleres y proveedores donde tradicionalmente se ha confeccionado Pulligan para mantener así la misma calidad”.

De acuerdo a las cifras que maneja la empresa, Pulligan pone en el mercado más de 250.000 prendas al año, todas confeccionadas en talleres de Andalucía y Cataluña y destinadas a hombres y mujeres con un gusto por la moda prêt-à-porter urbana.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO