• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • Tapestry (Coach) dispara sus beneficios un +29 por ciento por encima de sus valores prepandemia

Tapestry (Coach) dispara sus beneficios un +29 por ciento por encima de sus valores prepandemia

Por Jaime Martinez

20 ago 2021

Empresas

Photo Credits: Tapestry.

Madrid – La multinacional estadounidense Tapestry, dueña de las marcas de moda Coach, Kate Spade New York y Stuart Weitzman, daba a conocer a última hora del día de ayer sus resultados relativos al cuatro trimestre y a todo el ejercicio fiscal de 2021. Periodos que en ambos casos finalizaban el pasado 3 de julio, y que, desde una perspectiva anual, la compañía lograba cerrar ligeramente por debajo de sus resultados prepandemia, a pesar de un extraordinario cuatro trimestre de ejercicio en el que sí llegó a sobrepasar sus volúmenes de facturación previos a la irrupción del coronavirus, gracias, entre otras, al extraordinario comportamiento experimentado por la marca Coach. Lo que no ha impedido sin embargo el que, gracias al control de sus operaciones, Tapestry haya conseguido disparar sus beneficios por encima de los registrados al cierre tanto de su ejercicio de 2020 como de 2019.

Entrando a poner valor a esta serie de apuntes, durante el cuarto trimestre del año Tapestry llegó a generar unas ventas totales por valor de 1.615,4 millones de dólares. Cifra que se sitúa un +125,99 por ciento por encima de los 714,8 millones en ventas que llegó a generar durante el mismo periodo del pasado años, y un +6,72 por ciento por encima de los 1.513,7 millones que lograba sumar durante el mismo cuarto trimestre de 2019. Un aumento de la facturación que se veía igualmente reflejada en un capítulo de beneficios, en el que la compañía logra sumar unas ganancias netas por valor de 199,8 millones de dólares, frente a las pérdidas de -293,8 millones del cuarto trimestre del 2020, y los beneficios netos por valor de 148,9 millones de dólares del mismo trimestre de 2019.

Sumando esta última actualización sobre las recogidas a lo largo del resto de ejercicio, como resultado la multinacional estadounidense ha logrado cerrar el año con unas ventas anuales totales por valor de 5.746,3 millones de dólares. Un +15,82 por ciento por encima de las ventas por valor de 4.961,4 millones que llegaba a generar durante su pasado ejercicio de 2020, aunque un -4,66 por ciento por debajo de los 6.027,1 millones de dólares en ventas con los que cerraba el año de 2019. Una facturación anual que, en términos de beneficios, se ha terminado traduciendo en unas ganancias netas por valor de 834,2 millones de dólares. Un beneficio así pues muy alejado de las pérdidas netas por valor de -652,1 millones de dólares que la compañía acumulaba al cierre de su ejercicio de 2020, y un +29,65 por ciento por encima del beneficio neto por valor de 643,4 millones que sumaba al cierre del ejercicio de 2019.

“Logramos registrar unos resultados sobresalientes en el ejercicio fiscal de 2021, un año de transformación para Tapestry”, entraba a explicar Joanne Crevoiserat, directora ejecutiva de Tapestry, a través de unas declaraciones difundidas desde la propia compañía norteamericana. “A través de nuestro programa estratégico de aceleración, hemos logrado afinar más nuestro enfoque hacia el consumidor, inclinarnos más hacia lo digital y sobre el análisis de datos, y convertirnos en una organización mucho más ágil. Hemos logrado llegar a los clientes de nuevas formas, y hemos sabido adaptarnos a un entorno en constante cambio, impulsados por el poder de nuestras marcas y de nuestros equipos”. “Es importante destacar que el empuje de nuestra estrategia se ha terminado reflejando de manera clara y evidente sobre nuestras cuentas. Sobre las que hemos logrado un margen operativo anual récord para Tapestry, superando nuestras expectativas en Coach, Kate Spade y Stuart Weitman, mientras seguíamos realizando inversiones de cara a nuestro futuro”. Como resultado, “el año se ha cerrado con un excelente cuarto trimestre, que se ha destacado por unos ingresos que lograron superar los niveles prepandémicos, impulsados por el canal digital y por China, dos áreas que siguen encerrando importantes oportunidades”.

Previsiones para 2022

De cara a su próximo ejercicio fiscal de 2022, periodo anual en el que ya se encuentra inmersa la compañía, a pesar de las incertidumbres que, subrayan, siguen mostrándose en el horizonte con motivo de la pandemia por coronavirus, desde Tapestry sí se han decidido a ofrecer unas estimaciones sobre las tendencias financieras que esperan lograr registrar a lo largo de todo el año.

De este modo, y como previsiones para 2022, la multinacional estima poder llegar a generar unos ingresos totales por valor de 6.400 millones de dólares, cifra que de conseguirse marcaría un nuevo récord en ventas para la compañía. Estimando el que los gastos netos por intereses asciendan hasta los 65 millones de dólares, anticipando el pago de sus bonos de julio de 2022 y del cierre de ejercicio de 2022, y el que el beneficio por acción diluido (Diluted EPS) para el próximo ejercicio se sitúe en la horquilla de los 3,30 a los 3,35 dólares.

“Aprovechando este impulso y la creciente demanda sobre nuestras categorías de productos, estamos plenamente enfocados en impulsar nuestra próxima etapa de crecimiento”, añade Crevoiserat. “Nos encontramos en una posición fuerte, respaldados por una estrategia clara, la solidez de nuestras marcas y por una plataforma diferenciada”, y “creemos que estas ventajas competitivas nos permitirán ganar una mayor presencia entre los consumidores y una mayor cuota de mercado”. “Nuestra convicción se ve reforzada por los planes que anunciamos hoy, de devolver más de 750 millones de dólares a los accionistas, solo en el año fiscal de 2022”. “Por encima de todo, seguimos confiando en nuestra capacidad para acelerar el crecimiento y la rentabilidad de todo nuestro portafolio a largo plazo, aportando con ello mayor valor a todos nuestros accionistas”.

COACH
cuarto trimestre
KATE SPADE
resultados anuales
RESULTADOS FINANCIEROS
Stuart Weitzman
TAPESTRY