Nueva York – Seafolly, la conocida marca de moda de baño respaldada por el grupo de lujo LVMH, ha solicitado el concurso voluntario de acreedores.

En un comunicado oficial, la firma australiana respalda su decisión dado el fuerte impacto negativo de la pandemia de coronavirus en sus ventas.

Los administradores concursales adelantaron el martes que pondrán la marca a la venta inmediatamente y que, hasta que encuentren un comparador, mantendrán el negocio funcionando como hasta ahora.

Cabe recordar que L Catterton, el vehículo inversor del grupo LVMH, adquirió una participación de control en Seafolly en 2014, cuando la compañía australiana report’o mas de 100 millones de dolares australianos en ingresos.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO